Coronavirus: su objetivo, autores y anfitriones. Parte IV

1

(Los enlaces a los capítulos anteriores están disponibles aquí: Parte IParte II, Parte III)

El 20 de junio de 2020.

¿Quién asumirá la responsabilidad por cientos de miles de muertes causadas por la lucha contra el coronavirus?

En las respuestas al episodio anterior de la serie Sentido del Juego sobre el problema del coronavirus se debate, entre otras cosas, mis conocimientos especiales sobre lo que está sucediendo.

¿Y qué es en realidad el conocimiento especial? O es el acceso a información secreta obtenida por servicios especiales o inteligencia privada. O la existencia de la inteligencia privada propia, capaz de infiltrarse en algún lugar para obtener dicha información. O la existencia de los contactos con aquellos que tienen esta información. O … o esto es justo lo que presenté basado en los datos recopilados por un gran colectivo de investigadores. O este colectivo es capaz de trabajar con la información abierta de tal manera que puede obtener cierta información que otros no reciben y, de esta manera mostrar este conocimiento muy especial.

Entonces, ¿cómo exactamente se trabaja con los datos? No utilizando una especie de obsequio en forma de información especial que alguien te entrega, pero trabajan con datos reales. Aquellos que todos tienen. ¿Cómo se puede trabajar con ellos de una manera especial para recibir dicha información y mostrar este conocimiento?

 

 

En primer lugar, debes saber captar en el flujo de información turbia, que siempre es redundante y demasiado poco confiable, esta información muy valiosa. Están allí. «La poesía es lo mismo que producción de radio». Esta información está ahí, pero es imposible captar. Es imposible distinguir que es lo valioso y que es alguna otra cosa.

Subrallo otra vez mas, fundamental propiedad del mundo actual es que no se basa en el déficit, sino en un exceso de información. Los flujos de información son redundantes y siempre están embarrados. Y cuando los medios responden a los súper eventos, este flujo de información se vuelve súper redundante y poco confiable.

Así que no tienes que tener un ejército de James Bonds para entender algo. Hay que tener un gran equipo que esté preparado para trabajar duro para clasificar la información pública disponible. A pesar de que, repito nuevamente, estamos hablando de información obtenida de fuentes abiertas y serias.

Por supuesto, eso no es todo. También se obtiene información valiosa en el contexto de grandes escándalos entre grupos de élite competidores. En estos casos, los competidores comienzan a familiarizar al público con información clasificada. Lo hacen ellos mismos. Convierten el secreto en explícito. Los propietarios de la información se ven obligados a violar este secreto de alguna manera, al menos durante un escándalo. Y para informar que tales y tales instancias, por ejemplo, llevaron a cabo tales investigaciones con tales resultados.

Pero de todos modos esto no es lo principal. Lo principal es con quién trabajas. ¿Trabajas solo? ¿Trabajas con gente al azar? ¿Trabaja con personas con sus propias intereses que desean obtener algo rápidamente? ¿O tienes un equipo grande y confiable que realmente quiere la verdad, que está dispuesto trabajar duro para seleccionar algo significativo de una gran corriente fangosa?

Estas personas no solo tienen que estar cercana unos de otros. No solo deben ser privados de cualquier interés personal y todo lo demás. También deben tener una metodología común, una capacitación metodológica unificada. Aquella capacitación, que en todo el mundo se llama transdisciplinaria, metadisciplinaria, multidisciplinaria.

Recuerdo haber hablado con el dirigente de una grande organización extranjera que se autodenominaba «Colegio multidisciplinario» que preparaba a especialistas multidisciplinarios. Cuando le expliqué a esta persona muy benigna, decente y para nada estúpida, lo que haciamos, el reaccionó así: “No… solo los rusos pueden hacer esto”.

Yo digo: «Cómo! Si tu mismo dices que tu organización hace estudios multidisciplinarios».

Él responde: “Bueno, sí, multidisciplinarios: económicos, financieros y políticos de un problema en particular. Eso es todo. Pero así, para crear imágenes tan holísticas … bueno, en primer lugar, solo tú puedes hacer esto, esto es arte y no se puede enseñar”.

Yo digo: “¿Y cómo enseñaron los artesanos a sus aprendices en la era preindustrial?”

Y el contesta: “Bueno, y en segundo lugar, el Occidente no tiene nada que ver con esto. Y si lo tiene, concentra estos conocimientos en un círculo extremadamente estrecho. Y no está interesado en crear ninguna universidades grandes que van a enseñar investigación verdaderamente multidisciplinaria. Repito: economía, finanzas, política. Todas. Es lo máximo. Y esto ya es demasiado.

En la Unión Soviética, esta cultura de investigación transdisciplinaria existió. Se desarrollaba y yo participé en estos desarrollos. Y transmití lo que aprendí entonces y lo que desarrollé durante el período postsoviético a un gran equipo de personas. Y esto no es solo conocimiento. También es una forma de trabajar. Porque Ud. nunca comprenderá en un área determinada tanto como entiende el especialista que ha comido dientes en esto y que trabaja en esta área muy estrecha toda su vida. ¡Ni intentes entender tanto! Nada saldrá de eso.

Pero aprende a entender a aquellos quién entiende, aprende a reconocer a estas personas y habla con ellas en un lenguaje decente. Encuentre esta interfaz entre su idioma, en el que exponen el conocimiento especial que tienen y un idioma que usted comprende. Y después de entenderlo, debe transmitir lo a la sociedad. Y este es un problema aparte.

Entonces, un experto que no comprende la calidad de esos estrechos especialistas, en cuya información debe apoyarse, y que no puede rápidamente dominar cualquier especifica profesional en la medida en que sea necesario comprender a un estrecho especialista y no reemplazarlo, no es un experto, sino un coleccionista confuso de información diversa. Nos guste o no, pero seria un basurero.

Y este coleccionista-basurero puede hablar sobre algo con apariencia de ser importante hasta que comience oler a frito. Pero está perdido hasta el extremo —le aseguro, sé lo que digo— ante cualquier desastre grave. Lo vi todo. Y aquí es igual Chernobyl, que el terremoto en Spitak, que un gran conflicto étnico, que algún tipo de “punto caliente”, que el coronavirus. Ninguna diferencia. De inmediato se establece la confusión, porque debes dejar de dar charlas y comenzar a dar algo serio y no existe tal posibilidad, y solo puedes sacar basura. Y la basura es buena solo cuando la estás removiendo cloqueando, y cuando la comienzas presentar en un momento critico, todos lo ven enseguida, y esto produce una impresión desagradable. Entonces es mejor guardar silencio o comenzar a deslizarse por la superficie de tal manera que nada se entienda, pero con apariencia importante.

En cualquier caso, al menos la comprensión de algo complicado (y el coronavirus es algo muy complejo) sugiere la posibilidad de emparejar información de diversas áreas. En general, estamos entrando en una era de complejidad. Esta complejidad se basa en una variedad de cualidades. Pero el mundo no ha aprendido cómo reducir esta diversidad a algún tipo de conocimiento uniforme. Esto sucedió hace mucho tiempo y dura hasta ahora. Esto no es un problema particular, es el principal problema del que depende el destino de la ciencia y, por lo tanto, el destino de la humanidad.

¿Qué tenemos ahora? Tenemos una situación en la que cada una de estas áreas diversas tiene su propio idioma. Su propia jerga, su propia forma de entender lo que está sucediendo. Y este lenguaje  cada vez es cualitativamente diferente del lenguaje utilizado por la esfera vecina …

Bueno, ¿estoy descubriendo una verdad que nadie sabe? Sí, todos la conocen, solo la olvidan de vez en cuando. Pero, al menos dentro de la comunidad científica, pongamos la mano en el corazón y digamos francamente que un biofísico hace tiempo que no entiende a un bioquímico. No lo entiende! Pero finge entender. Y el biólogo molecular no entiende al especialista en la lucha contra las epidemias. Son gente absolutamente diferente. Son gente que al encontrarse pueden hablar de generalidades, o, si van a hablar sobre algo concreto, comienzan a hablar cada uno en su propio idioma y dejan de entenderse. Máximo: pueden entender la conclusión final, que ya no se expresa en un idioma especial, sino en un idioma común.

Pero tan pronto como surge la necesidad de comprender algo relacionado con varias áreas diferentes a la vez, el problema de este ensayo en sí mismo, y aún más la transferencia de la información recibida al público, se vuelve extremadamente grave, por no decir carácter de un callejón sin salida.

Y todos los grupos de trabajo reunidos, las comisiones interdepartamentales y otros organismos convocados para resolver este problema se encuentran incapaces. No en términos del hecho de que cada una de las personas reunidas es absolutamente incapaz. Sino en el sentido de que juntos no representan nada. Es solo una suma de los individuos separados.

Si este déficit de la comprensión mutua se puede reducir a nivel de la metodología transdisciplinaria general, a nivel metodológico, se puede hacer mucho. En cierto sentido, se puede superar la ceguera terrible y aterradora. Puedes ver claramente, al menos intelectualmente. Inteligente, como dijo Husserl. Y después esto se puede extender aún más a otras formas de ver, experimentar y despertar, y este es ahora el principal problema humano expuesto por el coronavirus.

Y este es el principal problema de la ciencia en el siglo XXI, que, enfatizo una vez más, se fortalece monstruosamente por todo lo que produce una especialización estrecha y súper estrecha. Porque, de hecho, un buen virólogo o genetista puede estar comunicando algo valioso en un lenguaje absolutamente incomprensible para la sociedad, en relación con esa área muy estrecha en la que ha estado trabajando durante décadas. Eso fue lo que le fue dictado por la comunidad científica. Lo aprecian por esto, porque ha estado trabajando en esta esfera estrecha durante 30 años y sabe algo en serio. Pero cuando sale fuera de esta esfera muy concreta ya está flotando. Las esferas vecinas son completamente ajenas a él. En cuanto le dicen, « y vamos a hablar ahora sobre esta cuestión», el cae en la más profunda confusión.

Y si esto necesita ser discutido con la sociedad, por ejemplo, en la televisión, entonces la confusión se vuelve ya total y tan obvia que provoca una reacción de rechazo profunda en la sociedad. Todos hemos observado esto con nuestros propios ojos en los casos en que expertos, directores de institutos científicos y otras personas que fueron llamados a personificar la posición de toda la comunidad científica. La mayoría de las veces eran especialmente poco convincentes. Pero dado que entre ellos y la ciencia para aquellos que miran televisión existe igualdad, su discurso poco convincente a los ojos de la audiencia  se extendía la ciencia como tal.

Además, si Ud. realmente quiere entender algo,  a parte de cuestiones muy especiales, también hay cuestiones que se pueden entender de manera absolutamente profesional, sin ser un especialista. Dichas cuestiones existen, requieren pensamiento, lógica, un enfoque general, cierta sensación de que uno necesita usar la cabeza para el propósito previsto, el pensamiento necesita ser conectada de verdad.

Repito, hay cuestiones que no se pueden discutir sin ser un especialista y sin llevar un diálogo correcto con estrechos especialistas, pero hay cuestiones que se pueden discutir. Y estas son preguntas serias.

Quiero debatir una de las cuestiones tan obvias que ya la mencioné en el momento en que tal discusión se consideraba como especulación. ¿A quien quiere favorecer?¿Quién es usted? Ahora esta retorica está movilizada hasta los limites insospechables, lo entendemos. Cuando esto se movilizó en dosis ya abominables, empecé a decir que ya es hora de tomar la cabeza en sus manos. Y en respuesta a esto hubo un grito: ¡Ud. está tratando de perjudicarnos! y todo eso.

Y ahora aquello sobre lo que hablé desde las posiciones generales, ya hablan todos los expertos.

¿Que quiero decir? Mire, lo que se puede entender desde un punto de vista general y sin ninguna simplificación.

La humanidad está cargada de diversas enfermedades. Combate estas enfermedades. Para combatir cada una de estas enfermedades (tuberculosis, enfermedades del corazón, derrames cerebrales, enfermedades vasculares, etc.) se asignan ciertos recursos. Esto es dinero también, pero hay otra cosa. Se trata de personal capacitado, esto es infraestructura, ademas especializada. Esto es el equipamiento. Esto es una gran cantidad de cosas que juntas se pueden llamar el recurso total asignado para combatir una enfermedad específica: enfermedad X, Y, Z, etc. La producción de medicamentos está incluida aquí también, por ejemplo. El pago a los especialistas, y lo más importante: su larga capacitación.

Estos recursos se distribuyen entre aquellos tratan a las personas de diversas enfermedades. A, B, C, D, E… Y de repente aparece una nueva enfermedad: el coronavirus.

¿Qué se debe hacer en este caso? En teoría, debemos dejar todo lo relacionado con otras enfermedades en el mismo nivel de soporte en el que se encontraba sin tocar nada. Y para la nueva enfermedad, el coronavirus, se deben asignar recursos completamente nuevos. Esto se aplica a la producción de medicamentos, vacunas o cualquier otra cosa, y a la creación de instituciones médicas, capacitación de médicos y todo lo demás. Pero crear un nuevo tipo de aprovisionamiento tan complejo para combatir una nueva enfermedad en un corto período de tiempo es, en principio es imposible.

Entonces, o tienes algún tipo de reserva que siempre está lista para usar, y Ud. puede orientar rápidamente esta reserva, humana, industrial, de infraestructura, intelectual, etc., a la lucha contra una nueva enfermedad, que en principio es una tarea no trivial. Estos reservistas tienen que aprender mas rápido cualquier cosa que especialistas normales. Serian como las «fuerzas de reacción rápida» enorme. O la tiene, y entonces Ud. la envía para una nueva tarea, después, cuando esta tarea se ha completado la envían a otra. Serian como la Fuerzas especiales medicas.

O comienzas a redistribuir recursos en favor de un nuevo peligro. Pero entonces los viejos peligros comenzarán a aumentar. Y debe evaluar cuánto beneficio puede obtener de esta redistribución y cuánto genera daño.

Y bien si el beneficio es más que el daño, y si los beneficios son menores? Alguien ha intentado calcularlo? Si el beneficio es mayor, Ud. con dolor en el corazón lo hace, y si no, no lo hace.

Entonces, ¿qué pasó con el coronavirus?

En primer lugar, los así llamados «optimizadores» dijeron que no son necesitan ningunas reservas. Que no son vitales estas reservas. Que no es de lo que depende el destino de la humanidad. Que se trata de “invenciones soviéticas”. ¡Esto es lo que se dijo! Que todo este sistema que puede disponer de estas Fuerzas especiales y mantenerlos en un estado de preparación continua, y esto es una tarea muy difícil … ¿Sabe lo difícil que es, por ejemplo, mantener en el estado de continua alerta a las personas que en las centrales nucleares deben actuar solo en los momentos de crisis? Porque deben hacer algo el resto del tiempo. Si no hacen nada, no reaccionarán en el momento preciso. Si se les inventa un trabajo ficticio, no estarán conectados cuando deben actuar. Hay grupos especiales que trabajan con esto. Igual con esta reserva enorme y compleja. Uno, dos y ya están desplegados. Se llama despliegue de movilización. Pero no en una situación de guerra, sino de grandes crisis.

Entonces, estas reservas el sistema soviético los creó. Y, en virtud de su carácter de estado centralizado, por su hábito a situaciones criticas, en virtud de su sentimiento aún no dormido de la posibilidad de problemas (la generación que sabía lo que la Gran Guerra Patriótica todavía estaba viviendo y trabajando), y finalmente, porque después de la Segunda Guerra Mundial, hubo Corea, luego Vietnam, luego Cuba, y quien sabe lo que podría comenzar mañana, debido a todo esto este sistema «cazaba ratones». No de una manera ideal, pero los cazaba. Y tenia reservas.

Después vinieron los optimizadores y dijeron: “¿Qué es esto? ¿Para qué se necesita esto? ¿Qué están haciendo? ¿Estás comiendo el dinero?

Los optimizadores comenzaron a ajustar ferozmente todos, como les parecía, excesivos recursos de reserva. Y había en esto cierta filosofía: todo ya está bien, ahora que ya quitaron a la Unión Soviética no habrá mas conflictos, y será solo mejor. Esto se llama la “teoría lineal del progreso”: de lo bueno a lo mejor. Y declaro responsablemente que, además de cierta estructura de su mentalidad, los “optimizadores” también tenían un evidente interés económico.

La élite actual no es una comunidad de individuos débiles. No me cuenten esta historia de la oposición, comunista, izquierdista, etc. Es una vergüenza, porque cada vez que gritaban, sobre Yeltsin por ejemplo, lo débil que era, resulta que les hacia añicos solo con la mano izquierda. Y resultaba que entonces aquellos que gritaban son ya verdaderos distróficos. ¿Por qué entonces gritaban esto? Reconozca entonces que tiene lados fuertes y no solo él. ¿Y para qué hay que minimizar al enemigo? ¿Qué juego tan extraño? … En resumen, aquellos que dicen que la élite moderna consiste en individuos débiles simplemente mienten, y es vergonzoso.

Yo digo diferente. Digo que la élite contemporánea es una comunidad de personas muy potentes, orientadas principalmente hacia la privatización del legado soviético. ¿Por qué son fuertes y más poderosos que otros? Porque ven claramente dónde hay algo que se puede privatizar. Tienen una visión perfecta, en términos de comprender dónde hay algo, cuánto exactamente hay, cómo está puesto. Tienen en sus cuerpos todo lo necesario para obtener un bocado codiciado. Muy rápido calculo de trayectoria, fuerte mandíbula… Salto, agarro, mio!

Esto, por cierto, es una cierta propiedad del cuerpo, se llama el “potencial del depredador”. Ellos tienen todo esto. Ellos pueden digerir lo que han agarrado. Tienen una visión clara, excelente reacción, músculos poderosos. Pero todo esto tiene un carácter especializado de privatización. En ciencia, esto se llama la “élite de la acumulación primitiva”. Si la acumulación inicial es criminal, entonces esta es la élite de la acumulación inicial criminal.

Y esa élite descarta todo lo que está más allá del marco que he designado (ver, analizar, saltar, agarrar, arrastrar, comer). Naturalmente, la moralidad se descarta. Pero la responsabilidad estratégica a largo plazo también se descarta y, más aún, todo lo que se dice sobre algún beneficio abstracto: nacional, etc.

¿Por qué se descarta? Porque es una carga, molesta en el salto. La presencia de todo esto es incompatible con el éxito en la forma en que está dada por la época o fórmula estratégica para la privatización. Todos los que están agobiados con todo esto (“¡Dios, hay un interés nacional!”, “Dios, ¿qué pasa con la moralidad?”, “¡Dios, qué pena!”, Etc.) son arrojados al margen. Y quién no está cargado, lleva a cabo una privatización triunfal.

Esto se denomina “selección específica mediante criterios de éxito específicos”. Eso es lo que tenemos, y es mucho peor que las charlas vacías de que en el poder están los mediocres, los débiles, no se que mas. ¡Tomen su cabeza en sus manos, ciudadanos! ¡Limpie tus ojos! Mira dónde estáis. El coronavirus lo ha expuesto completamente. Mire como se debe, sinceramente. No tenga miedo.

Entonces, se trata de esta élite exitosa que pasó la selección tan específica y que descubrió un recurso de reserva que por alguna razón  no puede agarrar. Y se pregunta: “¿Y por qué este recurso no puede ser agarrado?”

Se le responde que es por si acaso, para algunas necesidades de reserva.

El elitista simplemente se ríe y dice: “¡Jódete! Necesidades de reserva? Estúpido soviético! Vivimos bien y viviremos aún mejor. Vivamos aquí y ahora.

Erase una vez (eventualmente sobrevivió) un cierto hospital grande ubicado en Moscú, no diré cuál. Este hospital tenía algo que el “privatizador” no podía apreciar. Es un recurso intangible: tradiciones, especialistas, escuela. Todo esto a los ojos del privatizador no tiene valor.

¿Y qué tiene valor? ¿Qué ve él? Ve un gran territorio dentro de la ciudad, bien ajardinado: las flores huelen, los árboles crecen. Y rápidamente calcula cuantos chalets puede construir en este territorio, a qué precio los puede vender y cuánto puede ganar.

Y cuando ve todo esto pregunta: “¿Para que puñetes hace falta este hospital?” No es necesaria. Por un lado de la balanza ve algo realmente valioso, y por el otro, sus gritos sobre algunas tradiciones, algunos especialistas, escuela, Dios sabe que mas … ”

Este hospital en particular, del que estoy hablando, se pudo salvar de los privatizadorescon con grandes dificultades, es decir, de personas de un tipo especifico de percepción de todo en el mundo. Pero a este se consiguió salvar, ¿y el resto?

Uds. tienen algún Academia de ciencias, y tiene algo que tiene un cierto valor de reserva intangible. Por ejemplo, personas con un tipo especial de inteligencia que tienen una experiencia tremenda, mérito y todo eso. ¿Qué es para un “privatizador”? Cero. Esto no existe para él. Para él, hay edificios, financiación etc. Y lo hay. Y es muy apetitoso. Hablar con el privatizador sobre el potencial humanitario, sobre los activos intangibles, sobre el capital intelectual es como pedir a un cocodrilo que muestre humanismo al respecto al antílope que va a comer.

Por lo tanto, todo lo que no tenga valor para el privatizador, pero posee otros potenciales, incluyendo los de reserva, será destruido para la gloria de la privatización. Es decir, para la gloria de las adquisiciones materiales más groseras y primitivas, a las que la élite reduce todo. En aras de conquistar estas adquisiciones, puede mostrar sutileza, mente, coraje y algún tipo de potencial energético. Pero solo por sus adquisiciones. Esto es el regreso, ¿entiende? Es la conversion de todas las funciones superiores en atavismos. Y el desarrollo de las funciones inferiores. Esto es con lo que estamos lidiando, y para nada con debilidad.

El privatizador no es un cobarde. No es un cobarde en absoluto. No tendría miedo de una colisión con un competidor. Pero descartó como innecesarias todas las funciones superiores. Y tirándolos a la basura, no tiene idea de qué se puede responder solo con la ayuda de estas funciones. Y al descartarlos el no entiende sobre aquello para que se desarrollaron estas funciones. El no los tiene. Por lo tanto, tiene miedo de todo lo incomprensible. Y no comprende todo lo que está más allá del alcance de la ganancia material primitiva.

Y de repente resulta que hay algún tipo de desgracia. Y ella está a punto de tocarlo a él y a aquellos que no le son indiferentes. ¡Puedes enfermarte! No hay recursos de reserva, están devorados por ti y personas como tu. ¿Qué deberías hacer? ¿Qué deberías hacer si esta mierda incomprensible te amenaza a ti? Tienes que redistribuir los recursos de tal manera, para dirigir todos los recursos a combatir esta mierda que te amenaza a ti. Y de dónde se sacan no es importante. De cualquier lugar! Si te amenazan con un cuchillo y hay un cuadro de gran Rafael en la pared… La tomó, golpeó, y ya esta. ¿La imagen? ya ves … que pena.

En resumen, el privatizador comienza a redistribuir estos recursos: cardiológicos, oncológicos, lo que sea. Además, guiado por sus instintos, nadie canceló los instintos de privatizador. ¿Qué le dicen los instintos? No una especie de conciencia superior, que hace mucho tiempo abandonó por innecesaria, sino los instintos que tiene bien desarrollados. Dicen que las cosas están mal y que se necesitan sus propias reservas financieras y de otro tipo para los días malos. Y deben ser obtenidas. ¿Y cómo conseguirlo? De la única forma que el sabe hacerlo.

Entonces, en un grado mucho mayor de lo habitual, estos recursos comienzan a ser apropiados, que se retiran de la esfera socialmente necesaria a la esfera del consumo personal. Nuestro representante de la élite hizo exactamente eso en la época anterior. Es exitoso precisamente porque lo hizo bien. No puede hacer nada más, pero esto puede hacer. Pero si en una situación buena el coeficiente de extracción de los recursos de la esfera social podría ser, por ejemplo, 50%, en esta situación será un 80% o 99%.

Y no es necesario ser virólogo, biólogo molecular o genetista para entender lo que digo. Lo único que es personalmente incomprensible para mí es cómo alguien puede no entenderlo. Como dijo Salieri de Pushkin en tal ocasión: “Para mí, esta tan claro como una simple escala musical” .

Entonces, los recursos serán redistribuidos. Por supuesto, se asignarán nuevos recursos, dinerito para la lucha contra el coronavirus. Pero este dinero se privatizará por sea caso, por la preocupación de su alijo para los días malos, es decir, más intensamente aun. Pero no se puede reducir todo a dinero. Este es un pasatiempo favorito de la élite contemporánea. Surge un problema difícil y los representantes de esta élite dicen: “¡Bueno, toma el dinero! Que podemos hacer? Podemos dar dinero”.

Con dinero no puede construir rápidamente nuevas instalaciones de alta calidad. Ahora están tratando de liberar todo de las regulaciones de construcción innecesarios. Algunos de ellos se hicieron para poder coger sobornos. Pero otra parte es realmente necesaria, de lo contrario todo comenzará a caer sobre la cabeza. Comienzan liberarse de todo esto y que es lo que construirá? No podrá construir rápidamente nada de buena calidad. Y rápidamente no podrá enseñar a los nuevos especialistas de calidad.

Por lo tanto, hacia el coronavirus comienzan a redistribuirse todos los recursos. Todos! Los territorios de las instituciones médicas existentes, los especialistas médicos de otros perfiles, y así sucesivamente.

Pero si estos recursos se redirigirán para coronavirus junto con parte de los recursos financieros, ¿cómo puede esto no implicar costos para las áreas de donde se obtienen estos recursos? ¿Cómo puede no implicar? Y que beneficios esto traerá a la lucha contra el coronavirus es un tema aparte. Pero, ¿cómo puede esto no causar daño a las áreas de donde se extraen los recursos? Eso es lo que no está claro. Después de todo, estos recursos fueron asignados por alguna razón. Para salvar a cierta cantidad de personas de ciertas desgracias: ataques cardíacos, derrames cerebrales, etc. Cuantos más recursos, más personas salvadas. Por supuesto, esta no es una relación lineal, pero aún así. Y cuantos menos recursos, menos salvados. Y la elasticidad en esta regla es muy limitada. Si un hospital ha sido readaptado, ve y salva a los demás.

Entonces, solo hay que ser capaz de pensar para comprender que la redistribución de recursos en condiciones en las que no solo se necesitan los recursos más simples, es decir dinero, sino también otros recursos (infraestructura, instalaciones, fuerzas de producción, personal, etc.) no puede no causar daños para áreas de donde se quitan estos recursos. Y dado que además por el camino habrá superpillaje y falta de profesionalidad, los beneficios para combatir el coronavirus serán mínimos y el daño de la redistribución será mucho mayor.

Y cuando presentas este esquema, inexorable en su lógica, te dicen: “¡Venga ya con los esquemas, y tus razonamientos generales! ¿Dónde están los números, dónde está la evidencia? ¿Dónde están las confirmaciones de especialistas?

“De acuerdo con la ley de Newton, esta piedra caerá sobre Ud y le romperá la cabeza”. ¡Que me la rompa! ¡Y no me vengan aquí con las leyes de Newton, es pura especulación y manipulación!

Pero ya que tenemos lo que tenemos, tenemos que responder a todas estas exclamaciones. Vivimos aquí en esta realidad. Es irrevocable y, por lo tanto, es necesario tener paciencia y demostrar muchas veces que dos por dos son cuatro. Y esperemos solo una cosa: ¡que gotas de una naturaleza tan objetiva corroen esta piedra de la arrogante incomprensión de la élite de todo lo que está más allá de los marcos de “privatización” excesivamente estrechos!

Y así que estoy empezando a exponer estas “gotas”.

 

Abraham Danielson Hondius. El lobo ataca a los perros. 1672

 

Ginebra, 11 de mayo de 2020. En el sitio web de la organización ONUSIDA (programa conjunto de las Naciones Unidas para combatir el VIH / SIDA), publicó una declaración conjunta del ONUSIDA y la Organización Mundial de la Salud. La declaración dice muchas cosas importantes y concretas. Hay tantas gotas concretas que esta piedra de la arrogante incomprensión podría de alguna manera sucumbir a su influencia. Por lo tanto, leeré todo.

Se dice lo siguiente: “Las estimaciones del grupo de modelado, creado por la Organización Mundial de la Salud y ONU/SIDA, estiman que si durante la pandemia COVID-19 no se toman medidas para prevenir y liquidar las interrupciones en los servicios médicos y suministro de medicamentos, la interrupción de seis meses en la prestación de terapia antirretroviral en África subsahariana podrá en 2020-2021 aumentar la mortalidad por enfermedades relacionadas con el SIDA, incluida la tuberculosis en más de 500 000 personas. En 2018, el número de muertes por SIDA en la región se estimó en 470 000 “. Eso es más del doble.

Continúa diciendo:

“Las interrupciones del servicio pueden ser causadas por una variedad de razones, y los datos de modelado indican claramente la necesidad de una respuesta urgente por parte de las comunidades y socios locales, porque debido a una interrupción de seis meses en la provisión de terapia antirretroviral, la mortalidad relacionada con el SIDA en la región puede regresar a los indicadores del 2008 “cuando se informaron más de 950 000 muertes relacionadas con el SIDA”.

Es decir, se sumarán estos 500 mil adicionales y esos 470 mil que ahora existen. Y habrá aproximadamente 950 mil, es decir, lo que era hace 10 años.

“Otra consecuencia de tal interrupción podría ser un aumento significativo de la mortalidad durante al menos otros cinco años posteriores, un promedio de aproximadamente el 40% anual. Además, las interrupciones en la atención del VIH pueden afectar las tasas de infección por VIH del próximo año.

“La posibilidad aterradora de que medio millón de personas africanas mueran por enfermedades relacionadas con el SIDA es un paso atrás en el desarrollo histórico”, dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Deberíamos tomar esto como una señal alarmante de que los países deben buscar formas de brindar todos los servicios de salud esenciales sin interrupción. Algunos países ya están tomando medidas importantes para proporcionar servicios de VIH, por ejemplo, brindando a las personas la oportunidad de recoger suministros de medicamentos y otros suministros esenciales, incluidos kits de autoevaluación, desde los puntos de recogida, reduciendo así la carga sobre los servicios médicos y los trabajadores de la salud”.

Solo esto ya no le parece tragicómico? Orden allí donde en vez de los trabajadores sanitarios que tienen que hacer algo, la gente empieza a hacer autoevaluación y automedicación. Y esto esto ya está bien! En otros lugares no hay ni esto! Esto es lo que se le dice, queridos.

Y todo esto es necesario para aliviar la carga sobre los servicios médicos y los trabajadores de la salud. ¿Y por qué debería quitarse? Pero porque fueron transferidos a otra cosa, al COVID-19. De lo contrario, ¿para que quitarla?

Nosotris por nuestra parte, debemos garantizar la continuidad de las entregas globales de sistemas de prueba y medicamentos a los países que lo necesitan”, – agregó el Dr. Tedros.

Debemos proporcionar, pero no podemos, porque todos están reorientados a otra cosa.

En 2018, el número de personas (todo esto es la declaración de la ONU y la OMS, las personas de maxima autoridad en esta esfera, no de algunos marginados, ni alarmistas, ni disidentes) en 2018,dice esta gente, el numero de personas que viven con el VIH en África subsahariana se estimó en 25.7 millones de personas, de las cuales 16,4 millones (64%) tomaron medicamentos antirretrovirales. Ahora su proceso de tratamiento puede verse interrumpido porque los servicios de ayuda a la gente con VIH dejan de funcionar o no pueden distribuir medicamentos antirretrovirales debido a interrupciones en el suministro u sobrecargas con otras tareas, teniendo que participar simultáneamente en la lucha contra COVID-19”.

Te dicen directamente lo que está sucediendo. ¿A quién más necesita escuchar? ¿Los máximos responsables de esto en la ONU?¿Dirigente de la OMS? ¿A quien mas queréis escuchar?¿No es suficiente con estas “gotas”? Sigo citando.

La pandemia de COVID-19 no debe ser una excusa para reducir las inversiónes en la lucha contra el VIH”, dice la directora ejecutiva de ONUSIDA Vinnie Bianima. “Existe la tentación de sacrificar los logros obtenidos con tanto esfuerzo en la lucha contra el SIDA para contener al COVID-19 …”

¿Lo oye?

“Existe la tentación de sacrificar los logros obtenidos con tanto esfuerzo en la lucha contra el SIDA para contener COVID-19, pero el derecho a la salud no significa que una enfermedad se pueda combatir a expensas de otra”. ¿Y que hacer? ?Aquí que hay que hacer con los “optimizadores”?

“Sujeto al régimen de tratamiento, la carga viral de un paciente con VIH disminuye a un nivel indetectable, por lo que se mantiene sano y no transmite el virus a otros. Cuando un paciente no puede tomar medicamentos antirretrovirales con regularidad, la carga viral aumenta, causando efectos perjudiciales para la salud que finalmente pueden conducir a la muerte. Así como infección de otras personas. Incluso una pausa relativamente corta en el tratamiento tiene un grave impacto negativo en la salud humana y su capacidad de transmitir la infección por el VIH a otros.

 En el transcurso del estudio, cinco equipos de investigación utilizaron varios modelos matemáticos para analizar las consecuencias de una serie de posibles escenarios al suspender las pruebas de VIH, la prevención y las actividades de tratamiento como resultado de la propagación de COVID-19”.

¿Oyes?

“Dentro de cada modelo (sé el precio de los modelos, pero no obstante …), se evaluó el posible impacto de una interrupción del tratamiento de tres y seis meses en la mortalidad por SIDA y la incidencia del VIH en el África subsahariana. En el caso de una pausa de seis meses, las tasas de crecimiento estimadas para las muertes relacionadas con el SIDA oscilaron entre 471 mil hasta 673 mil, lo que significa que la comunidad mundial no tendrá la oportunidad de alcanzar el objetivo global de muerte por SIDA en 2020 de menos de medio millón de personas.

 Las interrupciones de tratamiento más cortas de tres meses tendrán consecuencias más pequeñas, pero aún significativas para la mortalidad asociada al VIH. Las interrupciones esporádicas en el suministro de medicamentos antirretrovirales pueden conducir al incumplimiento del régimen de tratamiento y a la propagación de la resistencia del VIH a los medicamentos, lo que puede tener consecuencias a largo plazo para la efectividad del tratamiento de la infección en esta región”.

Entonces, suspendieron el tratamiento por un corto tiempo, porque todos los recursos se transfirieron a COVID-19, y durante este tiempo el cuerpo desarrolló insensibilidad a aquellos medicamentos a los que previamente había sensibilidad. Eso es lo que dice. ¿Y luego qué harás después? ¿Comenzará a administrar drogas nuevamente que ya no funcionarán?

Las interrupciones en la provisión de servicios también pueden negar los avances en la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo. Desde 2010, debido a la amplia cobertura de madres y niños con servicios de prevención y tratamiento del VIH, el número de nuevas infecciones por VIH entre niños en África subsahariana ha disminuido en un 43%, de 250 mil casos en 2010 a 140 mil en 2018, la prestación limitada de dichos servicios durante seis meses debido a la pandemia de COVID-19 podría conducir a un fuerte aumento de las nuevas infecciones por VIH entre los niños, que podría ser del 37% en Mozambique, el 78% en Malawi, el 78% en Zimbabwe y 104 % en Uganda.

 Otras consecuencias significativas y relacionadas con subida de la mortalidad de la pandemia COVID-19 para el control del SIDA en África subsahariana incluyen una reducción en la calidad de la atención médica como resultado de la sobrecarga en los hospitales, así como una suspensión de las medidas de diagnóstico para determinar la carga viral y una menor cobertura del paciente. asesoramiento para adherirse al régimen de tratamiento y ajustes menos frecuentes de los regímenes de tratamiento”.

Lo mismo se aplica a todo ¡no solo el SIDA!

Los resultados del estudio indican la necesidad de medidas urgentes para garantizar la prestación ininterrumpida de servicios de prevención y tratamiento del VIH a fin de evitar el crecimiento de la mortalidad asociada al VIH y la incidencia del VIH durante la pandemia de COVID-19. Las tareas prioritarias de los países son el fortalecimiento de los sistemas de suministro para garantizar el tratamiento continuo de las personas que ya reciben terapia, incluso mediante la introducción y el fortalecimiento de medidas como suministros de medicamentos antirretrovirales para varios meses, ya que esto elimina la necesidad de visitas frecuentes programadas a instituciones médicas durante el tratamiento”, – esto es de risa! Dar a la gente con determinado nivel de cultura el uso de medicamentos por adelantado y decirles: no venga al hospital, porque está sobrecargado, haz lo que quieres tu mismo!– “fortalecimiento de medidas como suministros de medicamentos antirretrovirales para varios meses, ya que esto elimina la necesidad de visitas frecuentes programadas a instituciones médicas durante el tratamiento (¡No vayan al hospital, está sobrecargado. Trátense vosotros mismos! Les arrojaremos estas píldoras y elijan la dosis que quieren usted mismo), reduciendo una carga excesiva para los sistemas de salud”.

Cada muerte es una tragedia”, – agrega la Sra. Bianima. “No podemos permanecer inactivos y permitir la muerte prematura de cientos de miles de personas, incluidos los jóvenes”. “Insto a los gobiernos a garantizar que todos los hombres, todas las mujeres y todos los niños con VIH reciban reservas regulares de medicamentos antirretrovirales que literalmente pueden salvarles la vida”.

Leí todo esto con tanto detalle por varias razones. La primera razón habla por sí misma. Estamos hablando de niños que se quedan sin ayuda para salvarlos. Y estamos hablando de una gran cantidad de personas. ¡Colosal!

La segunda razón es que lo dicen las primeras personas de las organizaciones más grandes. E incluso cuando dicen tonterías, son sus tonterías, pero no solo dicen esto. Ellos hacen sonar el alarma y dicen sin rodeos que todo esto sucederá debido a COVID-19. Primeras personas. Entonces, la piedra de la ley de Newton cayo a la cabeza? Y cayo no solo en lo referente a las enfermedades asociadas al VIH? Claro que no.

Todo lo mismo pasa con cualquier otra enfermedad. Porque no se puede cancelar la lógica. ¡Lógica! Si no existe sistema de reservas porque funciona esquema de optimización y no se puede tirar al nuevo frente unidades de reserva existentes, porque no los hay, y las fuerzas hay que conseguir para otros frentes, estos se quedan sin protección. Y allí es donde irán los golpes. Como se llama esto en el lenguaje militar?

Algo similar existe en economía. Pasaron un dinero de los obreros a otro campo y con este que van a hacer? Se rompe donde es mas débil. Igual funciona en la vida. Se preocuparon demasiado por algo, descuidaron otra cosa y justo allí se hizo sentir. Es así? Así es en todas partes y esto es debido a las leyes generales. Conecten su cabeza.

Primero pueden decir que en condiciones del desastre no estamos para preocuparse por los habitantes de África. Escuchen, primero, esto hay que atreverse a decir en la comunidad global. Y en segundo lugar les repito que esto no es sobre África. “No preguntes por quién doblan las campanas: doblan para ti”. No es sobre África. Se trata de lo que está sucediendo aquí y en el mundo. En todas partes.

En segundo lugar nos pueden decir que este alarma crean aquellos que temen que van a recibir menos dinero y esto reducirá su “tajada”. ¿Hay esto? Sí hay. ¿Y qué? Esto no niega su verdad. Siempre en todas esas declaraciones hay un plexo de interés corporativo y la verdad. Pero esto no significa que no hay verdad, que los hechos básicos de los que informan están mistificados. ¡No están mistificados y no pueden ser mistificados! Al revés, ellos están intentando de alguna manera quedarse sentados entre las dos sillas, dicen que hay que entregarles las pastillas o las ampollas y no hacer nada mas. Ellos tratan de salir secos del agua porque son la ONU y la OMS, son los tipos apropiados. Dicen algo entre dientes porque simplemente no pueden no decir nada, porque todo esto clama.

Y finalmente, pueden decir: “¡Conocemos este modelado matemático! Modelarán lo que piden”.

Así es, correcto! Así es.

Pero, en primer lugar, las “tajadas” hay en todas partes. Y en la lucha contra el SIDA es lo mismo que en otras áreas: es solo una constante en nuestras vidas. Por lo tanto, la pregunta no es que quieran salvar su “tajada”. La tajada es un porcentaje de los servicios prestados. Y la falta de prestación de algunos servicios amenaza producir ciertas consecuencias.

En segundo lugar, no son cocodrilos tan autosuficientes que no escuchan lo que gritan su gente que trabaja en África. Los gobiernos de África.

En tercer lugar, mañana sobre esto comenzarán a gritar los periódicos.

Cuarto, el modelado matemático es, por supuesto, problemático. Pero también es imposible descuidarlo, porque si comenzamos a descuidarlo, nos iremos en la Edad Media. Las declaraciones alarmantes hacen no solo los especialistas de la lucha contra el SIDA de la ONU, quienes pueden ser acusados de “tirar la manta para si mismos”, sino también por la OMS. ¿Y a OMS no les da igual de que obtener su tajada? Con el COVID es incluso mas cómodo.

Sin embargo, estas particularidades no deben segarnos, desenfocar la imagen y ser discutidos por separado del significado metodológico de mi declaración. ¿Cuál es este significado metodológico? En que las instancias muy autorizadas, que no se puede culpar de que está fuera del tema y se dedica a charlas sobre generalidades, habla de lo mismo que se dijo anteriormente a base de ideas y cálculos generales que son de naturaleza irrevocable.

La importancia metodológica de mi declaración también radica en que se aplica a todas las áreas de la atención médica. El SIDA en África, y la cardiología aquí y la oncología también. Las declaraciónes citadas por mi de estos especialistas no tiene carácter relacionado estrechamente solo al SIDA, ¿ntiende? !Esto es evidente! ¿O no?

Pero si todo se reduciría a una sola declaración. Pero no. Las declaraciones similares hay un montón. Están hechos por diferentes médicos. Y no solo sobre la base de modelos matemáticos.

Por supuesto, cualquier evento misterioso a gran escala y provoca respuestas de diversa calidad. COVID-19 es uno de los eventos más grandes y misteriosos que obviamente afectó el destino de miles de millones de personas. En consecuencia, este evento no puede dejar de generar respuestas muy diversas. Y si los mezclamos, y a esto ayuda la cultura moderna de Internet, entonces nunca entenderemos nada.

Por lo tanto, tenemos que discutir no solo lo que se dice, pero también tenemos que discutir quién dijo exactamente algo que merece atención. Y tan pronto como comienzas a discutir esto, debes superar la enorme capacidad de olvidar generada por la cultura de Internet. Además de la falta de conciencia incluso con respecto a los eventos obvios que ocurrieron hace varios años. Y qué podemos decir sobre los eventos que tuvieron lugar hace varias décadas y que no están relacionados con nuestra historia actual. Los nombres que parecía que no se pueden borrar de las paginas heroicas y se olvidan. Y que decir sobre un país extranjero y de los nombres no tan importantes.

Por esto recordaré algo.

 

Tigres cazando jabalíes y ciervos. Alrededor de 1830 (India occidental, Rajastán, Kota)

 

Ludwig Erhard es un demócrata cristiano que tiene méritos especiales para la Alemania de la posguerra. Fue Ministro de Economía en el gobierno de Konrad Adenauer. E hizo mucho por lo que se llama el “milagro económico alemán”.

Su política condujo al hecho de que en los años 50 del siglo XX República Federal de Alemania dió un salto repentino, que el crecimiento del PIB alemán fue el más alto entre otros países de Europa occidental, que fue muy diferente del período de la posguerra después de la Primera Guerra Mundial.

Erhard se enfrentó fuertemente con Adenauer, quien apreciaba su independencia y competencia. En 1963 Adenauer se retiró y Erhard lo sucedió como canciller. Pero a diferencia de Adenauer, que gozaba de longevidad política (dirigió la República Federal de Alemania durante 14 años), Erhard solo pasó 3 años como canciller.

En 1966 se vio obligado a renunciar.

En 1967 Erhard fundó la Fundación Ludwig Erhard, que opera hasta el presente.

Erhard murió en mayo de 1977. Durante 10 años, desde su renuncia hasta su muerte, él, siendo miembro del Bundestag, se ocupó muy seriamente de su Fondo. Y luego otros científicos y políticos alemanes lo gestionaron.

La Fundación Ludwig Erhard presenta la Medalla Ludwig Erhard por sus logros en el campo de la economía social de mercado. Subrayo, social de mercado. También presenta premios por éxitos en el campo del periodismo económico, etc. Y todos estos premios son muy apreciados.

Nunca me he encontrado con evaluaciones escépticas de las actividades de este fondo. Ninguna de las personas más o menos autorizadas ha afirmado que la Fundación Ludwig Erhard es una iniciativa marginal, desprovista de respetabilidad política y científica.

El Sr. Roland Tichy es Presidente de la Fundación Ludwig Erhard desde 2014. Es un periodista alemán de alto estatus y figura pública. Tichy también es muy respetado en la Sociedad de Berlín de Friedrich von Hayek. Fue galardonado con una medalla de este fondo.

Entonces, ¿quién es Tichy? ¿Es este un respetado científico occidental, experto y figura pública? ¿O es un terrible covid-disidente, marginal y que no se entera de nada? Ya en la Sociedad Von Hayek el recibe una medalla. Y dirige la Fundación Ludwig Erhard. ¿Poco?

Es un respetable conservador liberal. Y no menos respetable científico. Por lo tanto es poco probable que nuestros amantes del Occidente que con cualquier pretexto gritan ¡Disidente!¡Alarmista!¡Conspirologo!¡Fantasioso! tengan el deseo de llamar las opiniones del Sr. Tichy charlas del conspirologo marginalr.

Sr. Roland Tichy publica un medio de comunicación llamado Tichys Einblick, que significa “La visión de Tichy”. Quiere decir la visión de Tichy a lo que está sucediendo.

Como se deduce del propio nombre de esta publicación y del contenido de la información proporcionada por esta publicación al público, Sr. Roland Tichy está visible o invisiblemente presente en cada publicación de la publicación llamada “Tichys Einblick”. Y esta publicación fue creada por él precisamente para no confundir sus propias opiniones que se presentan en esta edición con opiniones que se pueden presentar en otras publicaciones, cuyo autor es el Sr. Tichy.

Habiendo dado una explicación tan detallada debido al hecho de que nadie recuerda nada y nada  correlacionan con nada, puedo pasar a presentar información que es tan impresionante que tuve que proporcionarla con un comentario tan breve sobre quién da esta información a la sociedad.

Para que no digan ?Que importancia tiene? Que es lo que nos está leyendo? ¡Lo dijo un loco!¡Un bocazas!¡Provocador! Pues no…

El 9 de mayo de 2020, Tichys Enblick informa que, según una fuente del gobierno alemán, la lucha contra el coronavirus ha provocado más muertes en Alemania que el propio coronavirus. La razón principal de la muerte masiva de personas en relación con la lucha con la pandemia, según la fuente gubernamental de la publicación Tichys Einblick (y casi nadie duda de que Tichy, que dirige la Fundación Ludwig Erhard, tiene tales fuentes) es el régimen restrictivo en los hospitales, dirigido exclusivamente para el tratamiento de pacientes con coronavirus.

Yo les dije esto o no?

En consecuencia, como dice su fuente, era necesario detener prematuramente el tratamiento de cientos de miles de personas en todo el país. Con esto es difícil calcular el número exacto de muertes causadas por esta interrupción prematura del tratamiento, pero la fuente, refiriéndose a datos internos de una fuente del gobierno de la RFA, sugiere que el número de muertes adicionales causadas por el éxtasis de lucha con el coronavirus es de 5 mil a 125 mil muertes adicionales (generadas solo por esta éxtasis y desviación de los recursos de las esferas donde estaban dirigidas antes para el COVID).

En primer lugar, estamos hablando de pacientes que murieron como resultado del éxtasis de COVID  con los neoplasias malignas o con oncología que aún no ha sido diagnosticada. También se ha detectado una brusca disminución en el ingreso a hospitales en Alemania de personas con casos de derrames cerebrales o ataques cardíacos.

Al mismo tiempo, para el momento de la conversación del Sr. Tichy con su informador del coronavirus en Alemania murió alrededor de 7,5 mil personas. ¿Recordáis la cifra allí? Como mínimo 5 mil muertos y máxima 125 mil.

¡Entonces solo se trata de África! ¿Y alguien realmente piensa que Alemania es un país particularmente disfavorecido, donde hay muy pocos recursos y la redistribución se lleva a cabo especialmente descuidadamente? Después de todo, obviamente este no es el caso. Entonces …

No soy médico ni funcionario del Ministerio de Salud alemán ni de ningún otro. No tengo ni puedo tener mi propia información sobre este tema. Pero expresé, no ahora, sino antes, la hipótesis de que el éxtasis del coronavirus puede causar una gran desgracia en forma de un aumento de las muertes por enfermedades que afectan a las personas que se han privado del tratamiento. Además, esta privación no fue causada por una implacable necesidad siniestra, sino por este éxtasis de coronavirus, cuya naturaleza describí.

Ahora, esta es mi hipótesis confirmada por las estimaciones de una variedad de médicos y expertos acreditados que tienen la información necesaria. ¡Lo que cité es una fracción de tales evaluaciones autorizadas!

“¡¡Ay ay!!! ¡Que podemos enfermar! Pues venga, vamos todos allí, rápido!”

Ahora mi hipótesis resulta estar confirmada por las evaluaciones de diferentes médicos y expertos de prestigio que cuentan con la información necesaria. Lo que yo he citado es una parte muy pequeña de estas evaluaciones de expertos. Si yo ahora empiezo citar todas ellas, no pararé hasta la madrugada y no podremos hablar de nada mas.

Los autores de estas evaluaciones, las que da la ONU, las que da la OMS, las que brindan gente como Tichy, médicos profesionales de Suiza, Francia, etc., las que brindan diversas asociaciones públicas, que tienen mucha autoridad y tienen un gran mérito en el campo de la atención médica… Los autores de estas evaluaciones nunca han usado información no verificada. Hemos analizado esto. Y son expertos acreditados en el campo del tratamiento de ciertas enfermedades: SIDA, cardiología, oncología, etc. Por lo tanto, tienen la información necesaria.

Una vez más, llamo su atención sobre el hecho de que en el caso de Tichy estamos hablando de Alemania, donde la situación sanitaria es relativamente favorable.

Ahora imagine que esta estimación es justa. Tenemos todas las razones para insistir en esto. Pero no insistamos en ello, simplemente preguntémonos: “¿Y si esto es así?” Supongamos lo.

Si esto es así (enfatizo una vez más que solo digo “suponemos”, pero que hay razones de peso para tales suposiciones), entonces estamos hablando (¡si es así!) sobre la destrucción masiva deliberada de personas inocentes.

Dado que una fuente del gobierno alemán en forma de una estimación mínima del número de muertes por terminación prematura del tratamiento es de 5 mil, y también sugiere que la mortalidad por procedimientos no rutinarios se estiman en 3,5 mil personas, esto significa que el número mínimo de víctimas del éxtasis de redistribución del coronavirus es 8,5 mil. Los alemanes son personas precisas. Y el número de víctimas del coronavirus en sí es de 7,5 mil. Eso es mil menos.

¿Alguien tiene alguna evidencia de que una gran cantidad de personas se salvaron a través de tal éxtasis redistributivo? Con que han sido salvadas? Los podéis salvar con operaciones complejas? Los podéis salvar con una terapia elaborada? Con que fueron salvados? Con que corren como pollos sin cabeza? Honor y gloria al heroísmo de los médicos comunes. ¿Pero de qué salvación estás hablando? ¿Con ayuda de qué? Con aparatos de ventilación artificial? Pero si ya sabes que esto no es así. Y no puede ser. Porque este aparato se usa para otros propósitos. Y para esto no tiene sentido usarlo. No hay que suplantar los pulmones por maquina en el caso de que allí sigue desarrollándose la enfermedad, sino curar.

La atención médica realmente intensiva para personas gravemente enfermas por el coronavirus, por decirlo suavemente, tiene carácter medianamente efectivo por el desconocimiento de la enfermedad. Esto se debate constantemente: cuando hablan de la efectividad insuficiente de la ventilación mecánica, y esto dicen los médicos, no yo. Yo no tengo mis propios datos. Cuando dicen que no hay vacuna, y cuando dicen que no hay otros procedimientos médicos diseñados para el coronavirus que puedan salvar a los pacientes que están realmente muy enfermos de coronavirus. Y cuando dicen que este coronavirus es un desencadenante de otras enfermedades, pero no se pueden tratar, porque … Mire arriba.

Y finalmente, es más que problemático salvar a las personas de infecciones graves colocandolas en instituciones médicas no infecciosas. Uds. las han visto? Pues mírenlo! Con separadores de cartón sin tapar con nada por arriba, no tienen ni puertas herméticas ni nada de esto.  Y dado que se alojan en estos espacios personas muy diferentes (es como cuando hablamos sobre los tests. Los test de que?), entonces estar en estos establecimientos no es necesariamente salva de la infección, también puede ser lo directamente opuesto.

Algún ladrón necesita aumentar el número de personas que tratará por coronavirus para recaudar dinero para esto. Hace diagnósticos basados en cualquier cosa. Como ya sabemos, estos diagnósticos no siempre son correctos. Y luego la persona se colocan a establecimientos no aptos para esto, y allí se enferma. Dicen: “Mira, nuestro diagnóstico es correcto”. ¿Qué, esto no sucede?

Y si resulta que la colocación de pacientes en las instituciones reorientadas resultará ser ineficaz y muy perjudicial, ¿y entonces qué? Luego estamos hablando del hecho de que el éxtasis de coronavirus, causado por razones muy diferentes, causó perjuicio en la forma de la muerte de una gran cantidad de personas inocentes cuyas vidas fueron puestas en el altar de este éxtasis, y no la salvación del coronavirus.

¿Pero tal sacrificio a cierto altar no es un crimen? Entonces, ¿por qué no hay una investigación en la que el hecho de este crimen sea confirmado o refutado? ¿Y qué sucede si esta investigación confirma que es un crimen?

Si las víctimas fueran víctimas del terrorismo, y no de este éxtasis, esto provocaría una gran explosión social. ¿Dónde esta la explosión, generada después de las declaraciones del Sr. Tihi? ¿Dónde está la explosión en respuesta a la declaración de ONUSIDA y de la Organización Mundial de la Salud? ¿Dónde está la explosión similar en respuesta a las declaraciones de médicos acreditados europeos o estadounidenses?

Y, repito, es poco probable que alguien crea que tales acusaciones solo son aplicables a Alemania en aquello que bien podría calificarse como un crimen médico masivo en condiciones de pánico. Dado que la muerte ocurre en masa como resultado de negativa a proporcionar atención médica calificada.

En conversaciones privadas, nuestros médicos señalan la enorme cantidad de muertes resultantes del hecho de que no se proporcionó atención médica calificada. Muy pronto de esto empezarán hablar casi en todas las familias en Rusia que tienen conocidos o enfermos o médicos o ambas cosas. Pero no se hizo precisamente en relación con el éxtasis “astuto” y la modificación del perfil de las instituciones médicas. Después esto se empezará pasar de boca en boca. Y no podrán pararlo con nada.

Pero, ¿por qué, pregunto, esto se dice esto solo en conversaciones privadas? Y se habla todo el tiempo. Aquellos que no se dedican a sociología de campo no entienden que es lo que se habla, ni siquiera en Internet, sino por teléfono.

Y porque solo en conversaciones privadas, vuelvo a preguntar? Si es necesario comprender no solo este COVID-19 en sí, sino también el contenido humano de aquellos que podrían corregir esas tendencias que yo llamo éxtasis de COVID.

¿No podría una reacción consolidada de representantes de la comunidad médica proporcionar tal corrección? Entonces, ¿por qué no sucedió esto? Dirán: “Porque a la burocracia no le importa esta reacción”.

En primer lugar, esto no es del todo cierto.

Y, en segundo lugar, esta reacción al menos podría salvar la reputación pública de nuestra comunidad médica. Y también lo que en otras épocas se llamaba honor, dignidad de esta comunidad, su fidelidad al juramento de Hipócrates cancelado.

Pero no vayamos a ascender tan alto a las alturas morales y existenciales. Discutiremos al menos la reputación. ¿Nuestra élite no comprende de qué se trata el colapso de esta reputación? ¿Y otras reputaciones públicas? ¿Ella no entiende que en cada casa discuten los resultados de la llamada educación a distancia?

¿Que casi todos los ciudadanos de Rusia tienen médicos conocidos que a los suyos cuentan todo tal y como es? Que saben que delante de sus ojos se hacen gestiones administrativas delirantes como aquellas que cada espectador que venga a ver un espectáculo tendrá que estar rodeado por un radio de seguridad de dos metros?

¿Y cada cliente que acude al peluquero debe estar al menos a un metro y medio del peluquero? Porque esto también se dice. ¿Que mas inventarán en esta locura? Porque pueden inventar cualquier cosa! Porque lo escriben chicos y chicas que buscan información en Google y no entienden en absoluto que es lo que pasa y después se firma así?

Que algo de todo esto sea parcialmente inventado o exagerado. No cambia nada en esencia. Pero, después de todo, ¡no todo esta inventado y exagerado! Y lo vemos todos los días.

Escuchen, una y otra vez oímos directrices oficiales: pagar a los médicos el dinero de recompensa transferido a las cuentas de aquellos quienes deben pagar. Esta indicación no debe repetirse. Debe hacerse solo una vez. La sociedad no debe escuchar repeticiones. Porque cuando escucha, entiende que estas instrucciones no se cumplen. Y hay Internet y los mitines masivos y otros actos de protesta por esta razón. ¿Y que significa? ¿Creen que esto no causa ninguna reacción negativa en la sociedad? ¿De verdad lo cree? De verdad? ¿Truly?

Repito, en un nivel puramente oficial escuchamos que las instrucciones sobre ciertos pagos (principalmente a los médicos) se dan y no se cumplen. Porque si se cumplen, entonces las instrucciones no deberían darse una y otra vez. Y se están dando.

¿Y por qué no se siguen estas instrucciones? Porque, me permito esta atrevida hipótesis, aquellos a quienes se transfirió este dinero para entregarlo a los médicos ya lo han robado. Y los robaron por completo. ¿Y alguien tiene otras opciones para explicar lo que está sucediendo? O no sabemos como se roba por completo el dinero que se destina para los productos culturales o de televisión y después se toman personas que pagan por participar en un programa de TV? No sabemos como sucede esto con todo tipo de series? ¿Estamos ciegos y sordos? ¿Vivimos en Venus? ¿Hay un chip dentro de nosotros llamado “código moral del constructor del capitalismo”? ¿Que pasa? ¿Cuáles son otras explicaciones para esto? No insisto en nada. Solo propongo mi propia opinión y nadie ofrece otras.

Entonces, mi opción es que el dinero se transfiera a aquellos que no pueden y no quieren transferirlo a los médicos. Porque el dinero ya no está.

Y cuando les dicen “paga”, sonríen y se encogen de hombros. Las consecuencias de estas sonrisas y encogimientos de hombros son obvias. Y no se les llama explosión social. Créeme, todo es mucho peor. Tales consecuencias se llaman “completa disfunción del sistema”.

Con tal disfunción, el sistema alienta a la sociedad a no hacer nada de lo que este sistema les impone.

En El Principito de Exupery el rey le dice al príncipito: “Te ordeno que te pares” .

El príncipe responde: “Pero no quiero pararme” .

El rey, al escuchar esto, dice: “Entonces te ordeno que te sientes” .

Este rey controla el comportamiento del príncipe mucho mejor que nuestro sistema el comportamiento ciudadano. Porque cuando el sistema dice a los ciudadanos que no salgan, ellos no acatan en absoluto las órdenes del sistema que les prohíbe hacer esto. Pero el sistema no dice: “Bueno, entonces salgan a pasear”. Ella sigue prohibiendo caminar, y ve multitudes en las calles.

¿Qué es lo siguiente? ¿Autoorganización social espontánea en condiciones de disfunción de un sistema similar? ¿A dónde lleva? ¿Qué provocará esto en las mentes, las almas y el comportamiento concreto de los ciudadanos, cuando el sistema provoca a los ciudadanos a tal indiferencia? ¿Se extenderá esta indiferencia a todo? ¿Y qué sucederá en cualquier caso que requiera que el sistema realmente movilice a los ciudadanos al menos para algo? ¿Cómo va a hacer esto en condiciones de disfunción completa, que se ganó en el transcurso de este éxtasis de COVID?

Por lo tanto, todo esto es completamente inaceptable y requiere un cambio rápido. Pero no entiendo cómo, en esta situación de impago a los médicos es posible hacer un cambio radical sin el castigo penal a los responsables. Además, deberíamos hablar de una responsabilidad masiva. De lo contrario, tales enfermedades no pueden curarse. Pero para curar la enfermedad llamada robo grosero, hay que tener personas que sean lo suficientemente decididas y que no estén infectadas con la misma enfermedad llamada robo grosero. Y debería haber muchos de ellos. Y deben tener la autoridad apropiada.

Pero estas personas, en primer lugar, no existen en el sentido de que existen, pero el sistema no tiene acceso a ellas. El sistema rehuye de estas personas, tiene miedo, no comprende, trata de interpretar su comportamiento a su manera, y es claramente ajeno a todo lo que motiva a esas personas.

Y, en segundo lugar, estas personas son incompatibles con dicho sistema. Esto es exactamente lo que dijo Lenin: “¡O los piojos vencerán al socialismo, o el socialismo los destruirá!”

Este sistema necesita un empleado específico. Por ejemplo, un médico que no está motivado por un deseo apasionado de curar a la gente, sino por otra cosa. O no motivado por nada. Y cuando entra en contacto con el sistema, muestra dos cualidades: talento a complacer y cierta habilidad para dar sobornos, para emisión de documentación correspondiente y para mostrar cifras adecuadas.

Pero tal médico, si te enfermas, no les curará.

Y tal maestro no enseñará nada a su hijo.

Cualquiera que puede y quiere trabajar no va a ser servil en lo referente a los sobornos. Es decir, para este sistema no será un elemento deseado, sino un paria peligroso.

Si antes el jefe de una gran estructura jugaba juegos políticos, uno de sus suplentes robaba y el otro trabajaba y proporcionaba trabajo, ahora todo es diferente. Todo es mucho peor. Antes, quiero decir a finales del período soviético. Lo vi todo.

Y el que proporciona los sobornos correctamente y se comporta de forma adecuada, es decir, el lacayo, no puede ser un trabajador cualificado ¿entiendes? No puede funcionar correctamente en absoluto. No puede ni luchar bien, ni sanar bien, ni enseñar bien, ni crear tecnologias de alta calidad.

En el mejor de los casos, él temporalmente saldrá a cuestas de aquellos que puede trabajar bien, en forma de pequeño jefecito. Pero dado que estas personas, por definición, deben tener dignidad humana junto con cualidades profesionales, se irán en silencio, porque, curiosamente, tienen adonde ir. Al fin y al cabo a su propio huerto. O se van a romper cono personas. Y una vez rotos, no pueden trabajar bien. Y en esto esta la tragedia.

Cuando las personas se rompen es aún más peligroso que el propio mal funcionamiento del sistema administrativo. Que en comparación con el sistema soviético el actual ha empeorado bruscamente (sobre el sistema soviético os recomiendo ver la película de Heifitz “Mi ser querido” con Batalov en el papel principal) y ha crecido increíblemente. Los informes de hoy, el frenesí de estos informes no tiene análogos en la era soviética. Esta locura aumentó cien veces, al igual que el aparato burocrático, sobre el cual siempre decían que estaba hinchado, y ahora se ha vuelto diferente en calidad, y mucho más voluminoso, suelto y muy específico.

Este sistema no resiste cargas. Puede existir en condiciones relativamente favorables. Pero tan pronto como surgen problemas, los engranajes de los que esta compuesta revelan su verdadero contenido humano (como algunos lo revelaron en octubre de 1941). Y después de haber revelado este contenido vergonzoso, a saber, cobardía que llega hasta pánico, robo e incompetencia flagrante, destruyen el sistema.

Y aquí es donde tendría que intervenir la comunidad profesional. O un conjunto de comunidades profesionales. Aquí al menos debería haber funcionado honor corporativo. En la época de Stalin este honor profesional fue defendido por industriales, y por militares y académicos quienes hablaban directamente en cara a Stalin, a Beria y a otros cual seria la decisión correcta y cuál es un delirio, similar al COVID, es decir, delirio administrativo. Mi madre me habló de esto: la última frase que ellos (es decir, la nomenclatura soviética), cuando ya se estaban descomponiendo, aun escuchaban era: “No nos molesten trabajar”. Esto todavía lo escuchan. Pero los hoy no, se están riendo de eso.

Y en la era de Khrushchev y Brezhnev los académicos podían comportarse no como lacayos. Sakharov nunca fue expulsado de la Academia de Ciencias. Pero hubo intentos. Siguió siendo un académico. Cree que no lo intentaron? Hicieron votaciones anónimas y todo, pero nada funcionó.

Entonces, ¿qué tipo de catástrofe, moral, profesional y de otro tipo, ha ocurrido ahora? ¿Cuál es su fuente? ¿Miedo a perder el salario? Es decir, ¿la dictadura del becerro de oro resultó ser mucho más aplastante que otras dictaduras?

Estoy convencido de que incluso ahora muchas personas están cumpliendo con su deber profesional. Y que en caso contrario habría sido mil veces peor. Pero esto no niega el hecho al que llamé la atención. Este hecho ya es obvio. Y la información con la que comencé esta serie es una gota en ese mar de locura global que, tarde o temprano tendrá que ser reconocido, es generada por la flagrante degradación de la humanidad. Por esta regresión. Por la simplificación no de grupos concretos, sino de algo inmensamente mayor.

Cuanto más se acumula esta degradación, esta locura, y en cierto sentido se acumula mas rápidamente en situación de un desastre, más insolente es el sistema. Se vuelve más cobarde, más loca, más tonta y desenfrenada. No puede controlar nada, pero se imagina que finalmente aplastará a la insignificante humanidad que ha caído en la locura, insertará chips, electrónica, genética, no se sabe qué más, y se elevará inconmensurablemente por encima de los mediocres despreciados. ¡Entonces viviremos!

Sobre un ministro, una alta persona dijo: “Lo estamos salvando de la rebelión contra él”. Le preguntas: “¿Y quién es el rebelde?” Y te responde: “¿Cómo quién? Todos sus subordinados. Es decir, el ministro no necesita subordinados. Y así en todas las áreas. En todas partes hay esta «enfermedad autoinmune». Lo que Marx llamó las formas transformadas. La burocracia (y el poder en general) se esfuerza por transformarse definitivamente. Ella se esfuerza por hacer que las cátedras no necesiten a estudiantes, los médicos a los enfermos, los oficiales el ejército a los soldados, los maestros a los niños. Esta transformación se está gestando! Y dentro de ella está este sueño sobre incertar los microchips, electrónica, pasaportes, cualquier otra cosa. No pueden hacer nada, asustados a muerte, no entienden nada. Como se dijo en la era soviética, “se necesita inteligencia de Bach a Feuerbach, y hay inteligencia de un caco a vete a tomar por saco… ” Y el caco todavía es algo, ahora solo queda a tomar por saco.

Incluso si junto a este mar del marasmo, degradación y todo lo demás, que apesta de tal manera que se puede llamarlo el infierno, el fin de los tiempos, hay algo distinto que preserva aun algunas reliquias de la dignidad y la responsabilidad humana, este algo esta continuamente denigrado al tiempo que este marasmo se expande y se vuelve más vigoroso.

El coronavirus, por un lado, muestra todo esto con clara evidencia, y por otro lado puede contribuir a despertar ciertas ambiciones de los depredadoras sociales primitivos, lo suficientemente poderosos, que se deleitan con la permisividad generada por el marasmo de aquellos que ceden ante la presión de los depredadores sociales, que se vuelven locos cada vez mas precisamente por su impunidad.

¿No recuerdo cómo se comportó la cúpula de Academia de Ciencias cuando la anulaban? ¿Cuando literalmente la mezclaban con porquería? Protestaron de alguna manera? Trataba de averiguar a quien le quedará algo de dinero, al menos algo. ¡Que bajo ha caído todo esto! No solo desde los tiempos de Vernadsky o Pavlov, sino también de la era de Landau y otros. ¡Que bajo cayó!

Como dijo Shukshin en una ocasión: “¿Qué nos está pasando?” ¿Quizás deberíamos intentar responder a esta pregunta?

Porque la monstruosidad de lo que nos está sucediendo no es tan misteriosa como parece a alguien. Se ha descrito hace mucho tiempo y tiene diferentes nombres. Se llama “dormir corriendo” como  forma de vivir fundamental de una persona mecanizada o unidimensional. Es decir, del hombre a quien Marx llamó “alienado de su esencia humana”.

Como reaccionar a una desgracia solo puede esta esencia humana que se encuentra dentro del hombre, lo que en la religión se llama la chispa divina, entonces cualquier desgracia en situación de esta enajenación de esta esencia que debe reaccionar, solo puede hacer que este sueño social sea mas profundo. Y todo lo que yo oigo es el delirio de un sueño. Sobre todas las cuestiones. De que ahora aplastaremos a todos, de que ahora todo esto se acabará, sobre no se sabe que mas… Sobre las fuerzas malvadas que nos han subyugado. Sobre todo esto están delirando en sueño. Y al mismo tiempo corren sin saber adonde. Al abismo.

El sueño social es el peligro mas grande detectado en el marco de la actual situación. Se ha expuesto por el COVID. Esta enfermedad, esta cosa es mas terrible que el COVID-19.

Leeré de memoria a Tvardovsky (“Terkin en el otro mundo”):

El sueño eterno, la ley de la naturaleza. Al ver esto alrededor, Terkin de repente le pregunta a su guía (son los años 60 del siglo XX):

– ¿Y cuál es el trabajo aquí, qué está haciendo el otro mundo? ¿Alguien debería hacer algo?

– No, exactamente. En esto consiste nuestra especifica, de que aquí todos de pequeños a los grandes todos están al mando.

– ¿Cómo es, sin producción? – les responde el novato (está en el otro mundo, en el infierno después de morir). Solo los jefes? – No, no solo jefes, también los inspectores.

Esta es la cuestión, hermano, que es invisible oscuro para los simplones: aquí no hay ni cultivos, ni  fábricas, ni maquinaria, ni herramientas.  Todo esto nos molestaría: carbón, acero, grano, rebaños …

– ¡Ah, si es así! Pues nada… Pero hay entonces un problema. Es como si fuera una ambulancia (por cierto sobre el COVID – S.K.) que va y ella misma atropella y presta ayuda!

– ¡Deja estos chistes, soldado!

– ¡Chistes! Un día entero en el otro mundo y ni siquiera me quedé en un lugar. Sin molestarle a nadie, necesitaría dormir, tengo falta de sueño acumulada.

– Eres raro, ¿es difícil de entender una cosa simple? De una o de otra forma ya estás dormido. ¿Para que estos hábitos del cuerpo? ¿Para que la cama y sabanas? …

– Y para que entonces los departamentos y un edificio lleno de jefes? ¿Y para que toda esta apariencia de actividad?

Entonces este “Virgilio”, que acompaña a Terkin por el infierno, dice que es imposible hacer algo, ya que para reducirlo, es necesario aumentarlo, porque habría que crear una comisión para el recorte, lo que significa que hay que aumentar el tamaño de la burocracia.

Pedirás un voluntario, nadie quiere renunciar. Todos quieren al departamento de censura y un aumento salarial. Y desde este puesto ya no hay dónde apresurarse… Así que, ¿qué decides, Terkin?

Y Terkin contesta:

– Así es: decido vivir.

Pero esto hay que saber hacerlo. Esta decisión, la decisión de vivir, debe ser tomada. Es decir, uno tiene que despertar.

Y cuando hay un sueño público, un sueño eterno de “Terkin en el otro mundo”, entonces cada átomo social también duerme, lo mismo que persona mecanicista, persona unidimensional, un posthumano, etc.

En tiempos de problemas, estas personas, incapaces de conectarse con su esencia, no puede dar una respuesta adecuada a los problemas, se duerme aún más profundamente y corre aun frenéticamente a algún lugar sin despertarse. Al mismo tiempo pregunta todo el rato: “¿Dónde debería correr soñañdo? ¡Deme una recomendación!”…”Una vez me equivoqué y elegí Yeltsin. Y ahora quiero tomar la decisión correcta. ¿Dónde debería correr en mi sueño? Le dices: “Querida (o querido, no importa), ¡tienes que despertar!” Pero esto provoca un gran rechazo. Despertar significa encontrar una conexión con tu esencia humano en tu interior, hablar con ella, reconocer y aceptar la verdad, que está lejos de ser indolora. Y después de eso comenzar a actuar. Después. Y la acción antes de esto es una catastrófica carrera dormido.

Un hombre, alienado de su esencia, se ve privado de la energía real que le permite actuar. Energía creativa. Él puede decir que hará algo. Pero no puede hacer nada. Es como en una broma sobre distróficos: “No habrá viento, vamos con las mujeres”. No tiene gasolina, pero quiere ir a algún lado y discute dónde. ¡Y donde esta la gasolina?

E incluso si comienza a actuar, armado con la energía acumulada en su propio subsuelo (en el subconsciente, en el ámbito de lo instintivo), entonces será aún peor. Simplemente se matará a sí mismo y a los demás.

En los próximos programas discutiré los detalles de la situación política en Rusia causada por el coronavirus. Así como todo lo relacionado con la posibilidad de un desarrollo no catastrófico de esta situación política.

Pero no se puede reducir todo a esto, a cómo esa persona hará algo. Sí, esto se debe tener en cuenta. Es necesario vigilarlo, reaccionar de alguna manera. Pero no se puede hacer solo esto. En estos casos siempre se dice: es necesario, hay que tenerlo en cuenta… Si, pues que vamos hacer, grita, no entiende nada…  Hay que tenerlo en cuenta, es necesario tenerlo en cuenta, pero no es suficiente. Uno debe actuar en nombre del cambio.

A fines de la década de 1980, una persona muy inteligente con la que hablé en uno de los puntos calientes me dijo: “Esta es una sociedad muy rica a la que puede comer un solo lobo”. El tenía en mente a Alexander Yakovlev.

Entonces, si esto lo consideramos no como un enunciado particular, sino como una especie de metáfora universalmente válida, entonces discutir el destino de las ovejas que por la situación catastrófica no tiene sentido. Porque las ovejas no tienen destino. Y este o aquel lobo las matará. Solo puede debatir sobre aquello que distingue a una persona de una oveja. Y le distingue esta esencia humana.

Si un hombre se conecta con ella, no será una oveja. Y no dormirá corriendo, se despertará. Y tan pronto como se despierte, habrá una variedad de opciones para dar respuesta a este desafió. De lo contrario, no las hay. Solo que no confunda su sueño de que se despertó con un verdadero despertar.

Mi conclusión: todo lo que se arma alrededor del coronavirus se dirige a la persona como tal. Aún lo probaré. O le rematarán, convirtiéndolo en nada, desprovisto de alma y espíritu, o la persona se levantará y comenzará a buscar la posibilidad de obtener lo que le fue quitado: esta misma esencia. No podrá quedarse con los suyos, aunque realmente quiere hacerlo. Medio dormido no vivirá. Será conducido al infierno de la inutilidad hasta el final, o tendrá que salir de allí dolorosamente.

En consecuencia, todo se divide en tres grandes subclases, la primera de las cuales lucha por preservar lo que hay, el segundo se prepara para convertirse definitivamente e irrevocablemente en la “nada” o doblegarse, y la tercera busca algo diferente de la opción de la autodestrucción (no el autoaislamiento) y un deseo convulsivo de quedarse con aquello que había antes del coronavirus. Esta tercera opción es la conexión con tu esencia. Porque puedes, por supuesto, aplastarte hasta el final, convertirse en barro, en la nada. Y puedes, por supuesto, gritar: “¡Quiero que sea, como antes!¡No te atrevas a tocar!” Pero ambos no tienen sentido. La escala del desastre sistémico llamado coronavirus es demasiado grande.

La amarga ironía sobre el autoaislamiento ya se ha convertido en lo que Gorodnichy habló una vez en “El revisor” de Gogol: “¿De quien se ríen? “¡De si mismos se ríen!” Pero por alguna razón, todas las variaciones sobre el tema de “auto-” (autoaislamiento, automedicación y todo lo demás) que se usan en esta ironía amarga no contienen el principal “auto-” en torno al cual gira todo: la autodestrucción.

En la película “Estación para dos”, uno de los héroes le dice a la azafata, de la que quiere abusar: “¡Rápido, rápido, tu misma, tu misma!” (que significa “desnudate y acuéstate a la cama”). Aquellos que están haciendo todo esto ahora quieren que la gente “rápidamente, rápidamente, ellos mismos” se autodestruyan. Y, por lo tanto, no solo no acaban con el pánico general del coronavirus, lo que deberían hacer. Intimidan por todos los métodos posibles.

Entiendo que la lucha para preservar esos residuos de lo humano que la vida anterior antes de coronavirus aun conservaba, por supuesto es mejor que la voluntad de autodestruirse obedientemente. Pero hago hincapié en que tal lucha por preservar lo que habia es absolutamente desproporcionada con respecto a lo que está sucediendo.

Una persona dormida, o, más bien pseudopersona, que se encuentra en un estado de impotencia más profunda y que puede salir de este estado solo movilizando toda su brutalidad residual, tarde o temprano aceptará la autodestrucción. Enseguida o después de ser oprimido. Y no importa cuán dudosa sea la lucha por reconquistar la humanidad que le quitaron, dudosa en virtud de su refinamiento, su apelación a la minoría, su exigencia excesiva, no hay alternativas victoriosas para tal lucha. Y pronto todos estarán convencidos de esto. Todo lo demás es una pérdida con gritos eufóricos pero rápida.

Pero por ahora, esta situación evidente, cuya esencia es que COVID-19 es principalmente la operación más grande para la deshumanización final de las personas, no es tan obvia para estas personas.

La gente se niega a entender lo que, por ejemplo, significa “condiciones especiales” que deben cumplir, renunciando a lo que la humanidad nunca ha renunciado. Por ejemplo, desde absolutamente significativo para las personas verdaderamente religiosas, a las que no pertenezco, prácticas religiosas colectivas. ¿Qué significa esta renuncia? O del universalmente significativo para todas las personas desde el momento de su separación de la naturaleza y la salida del estado bestial, entierro de antepasados.

Por cierto, ¿alguien se da cuenta de la diferencia entre quemar cadáveres durante el cólera y lo que se está haciendo actualmente en relación con COVID-19?

La fuente del cólera es una infección intestinal causada por ciertas bacterias. ¡Es importante qué son las bacterias! Una bacteria es muy diferente de un virus. Una bacteria es más grande que un virus: si la compara con una sandía, el virus es un mosquito. Esta es una relación aproximada de tamaño. Y la bacteria funciona de manera bastante diferente.

Es un organismo vivo completo, capaz de implementar independientemente funciones vitales. Ella vive y se multiplica en otro organismo. Pero tiene autonomía en relación con este organismo.

Una persona puede convivir con colonias de bacterias que viven en él. Al mismo tiempo, las bacterias no pueden entrar a las células humanas. Son demasiado grandes e independientes.

Y el virus no puede vivir sin entrar en una célula viva.

Las bacterias, por ejemplo, se propagan muy bien en caldos de nutrientes.

Y el virus puede continuar funcionando solo en un sustrato vivo, que consiste, por ejemplo, en embriones de pollo. Puede existir un virus en estos embriones vivos. Y en el caldo muerto, que es muy atractivo para las bacterias, no puede existir.

Las bacterias, repito, pueden existir en un sustrato muerto. Y dado que el cólera es una enfermedad causada por bacterias, los cadáveres fueron quemados.

Pero el coronavirus es causado por un virus, que es diametralmente opuesto a las bacterias en una serie de propiedades. Es posible que no conozca estas propiedades, pero debe saber que se trata de un virus.

Al menos se necesita una aclaración de la propia boca de especialistas autorizados, por qué los familiares no pueden ir a los entierros de sus parientes, que siempre deben ser enterrados con honor. Yo personalmente no presumo hacer veredictos aquí. Pero el hecho de que a las personas a nivel casi global se les están desacostumbrando de lo que constituía el núcleo de la vida específicamente humana (el entierro ritual de los familiares está claramente ubicado en este núcleo) es bastante obvio.

Hay una película estadounidense en la que el padre está continuamente evitando que un chico del que el que no sabe si está infectado o no, bese a su hija. Golpea a este chico, lo tira etc. Luego, finalmente, el chico entra a su casa y dice: “Tengo un certificado de vacunación. ¿Puedo entrar?” “Sí”, dice el padre, “¡por favor!” Y ellos se ponen a bailar. ¿Será un buen matrimonio después de esto?

Puede cancelar todas las prácticas sociales humanas o introducir el miedo ante estas prácticas. ¿Pero qué pasará después? El hombre es un animal social. Os han destruido esta socialización hasta el final, ¿qué pasará después? ¿Entienden qué es la vida en el autoaislamiento, en esta soledad, con miedo constante por si pasa algo, y a ver si te lastimaría cualquiera de los que están cerca de ti? ¿No entienden las consecuencias psicológicas, antropológicas y existenciales?

Por lo tanto, o se debe esforzarse mucho y dolorosamente sacar a si mismos de esta trampa y devolver la esencia humana que le quitaron o abandonarla hasta el final. Las contracciones sobre las manifestaciones residuales de esta esencia humana se puede y debe hacer. ¿Me escuchan? ¡Se puede y se debe! Pero esta tarea, que la mayoría de la humanidad parcialmente dañada probablemente elegirá para sí mismos, no es prometedora estratégicamente. Y yo lo voy a demostrar de manera concluyente en futuros capítulos de la serie.

Pero con todo el significado fundamental que presenta el coronavirus, hay otras circunstancias que son más obvias y extremadamente significativas.

Y sería un tipo si me negara a discutirlos con gran detalle.

 

(Continuará)

 

Fuente (para la copia): http://eu.eot.su/2020/11/08/coronavirus-su-objetivo-autores-y-anfitriones-parte-iv/

 

Esta es la traducción de un artículo de Sergey Kurginyan, publicado por primera vez en el número 382 del periódico Essence of Time el 20 de junio de 2020.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Website

thirteen − 9 =