Programas de educación sexual para niños y pedófilos – 2

Imagen: Andrey Kolerov. La creación. 1990 IA REGNUM

Guerra social

14 de mayo de 2014 21:27 / Zhanna Tachmamedova

En la primera parte del artículo “Programas europeos para la educación sexual de niños y pedófilos” escribimos que el desarrollo de estos programas fue iniciado y desarrollado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), bajo la coordinación del UNFPA, se desarrollaron los modelos –estándares- de educación sexual en Europa (un documento para responsables de políticas, administradores y especialistas en educación y salud).

Se desarrollaron bajo la dirección y con la participación del Centro Federal de Educación para la Salud Alemán (Bundeszentrale für gesundheitliche Aufklärung, abreviado BZgA) con sede en Colonia. Es un departamento afiliado (es decir, controlado) del Ministerio de Salud de Alemania, que coopera activamente en cuestiones de salud sexual y reproductiva no sólo con la OMS, sino también con otras organizaciones internacionales. En particular, con la Federación Internacional de Planificación Familiar (International Planned Parenthood Federation – IPPF) – la estructura de las Naciones Unidas, también controlada por el UNFPA(Fondo de Poblaciónde las Naciones Unidasi)

Los programas de educación sexual están siempre “enganchados” con programas de control de la fertilidad (conocidos como “planificación familiar”). Y el Programa de BZgA alemán actúa estrictamente en el marco de tales programas. Una de las direcciones del trabajo de BZgA se denomina: “Educación sexual y planificación familiar”.

Los nuevos estándares (2010), que se imponen entre otros países a Rusia, difieren de los programas anteriores en dos nuevos principios:

1) Se reduce la edad a los que hay que enseñar la “educación sexual”.

Si inicialmente se diseñaron programas para adolescentes y luego empezaron a desarrollar programas para colegios, las últimas normas establecen explícitamente que la educación sexual debe comenzar a una edad temprana, prácticamente desde el nacimiento.

2) Las metas de la “educación sexual” se vuelven más y más francas.

Anteriormente, los programas de educación sexual tenían como objetivo declarado prevenir infecciones de transmisión sexual, así como proteger a los niños contra el abuso y la explotación sexual y por lo tanto se centraban en los riesgos asociados al comportamiento sexual. Sin embargo las nuevas normas de la OMS, justificándose en el hecho de que “el mensaje negativo a menudo asusta a niños y jóvenes”, argumentan: “… un enfoque holístico basado en la comprensión de que la sexualidad como un área de potencial humano contribuye al desarrollo en niños y jóvenes de las habilidades básicas necesarias para que ellos mismos puedan determinar su sexualidad y sus relaciones en diferentes etapas de desarrollo “ .

Ahora el nuevo y más importante objetivo de la educación sexual de los niños es “el desarrollo de una actitud positiva y responsable hacia la sexualidad” . Los niños “deben conocer sus riesgos y placeres” . Por lo tanto, a los preescolares y a los estudiantes de primaria hay que informarles en clase sobre el placer sexual, la identidad de género y los diferentes tipos de amor.

Así es. Y todo comenzó con buenas intenciones para proteger a los niños.

¿Cuáles son los argumentos expuestos por los expertos que inspiraron a los autores de los programas de la OMS sobre educación sexual de los niños europeos?

Un gran experto en educación sexual en el BZgA es el Profesor de sexología Erwin J. Haeberle. Haeberle es un antiguo y apasionado defensor de la pedofilia. En el libro “The Sex Atlas” y en el artículo sobre sexualidad infantil, escribe que los niños aprenderán a temer a todos los adultos, a sus sentimientos sexuales y pueden convertirse en lisiados emocionales si “tienen contacto sexual con un adulto que luego es descubierto y mal interpretado por otros adultos. Incluso si el contacto sexual es inquietante (? …) , esto puede causar menos daño psicológico que la reacción excesiva de los padres, vecinos y funcionarios del gobierno “.

Es decir, el profesor insiste en que el niño no sufrirá un trauma psicológico por el contacto sexual con un adulto, sino por lo que otros adultos “se enteran y malinterpretan” al niño. El profesor asegura que no es el pedófilo el que causa el trauma al niño, sino sus padres.

La actitud hostil de los pedófilos hacia los padres no es casual, ya que precisamente son los padres los que están en el camino de los pedófilos para realizar sus deseos. Y no es de extrañar que precisamente los pedófilos sean los más fervientes defensores de los derechos de los niños. Cuantos más derechos tienen los niños, menos derechos tienen sus padres. Y tienen menos oportunidades de prevenir los “contactos” pedófilos.

En el mismo trabajo, Haeberle cuenta que para los habitantes de Tahití se considera aceptable tener relaciones sexuales con niños y cita el ejemplo de una cópula de un hombre adulto con una niña de 11 años, descrita por Thomas Cook en 1769. En la sociedad rusa a esta persona se la consideraría un criminal y un enfermo. Pero, según Haeberle no se les puede llamar pervertidos inmorales y enfermos. Por el contrario, los tahitianos eran ” la gente más feliz, sana y amable de la Tierra” , hasta que los europeos llegaron con su moralidad cristiana (!). Es decir, según Haeberle, la odiada moral cristiana obstaculizó (y obstaculiza hasta ahora) la felicidad no sólo de los salvajes de Tahití, sino también de los estimados profesores-pedófilos del Ministerio de Salud de Alemania. “¿Tenemos que introducir las normas de Tahití?”, se pregunta el autor. Y lamentablemente admite que “… cambios bruscos y radicales no son posibles “ (lo que significa que los graduales y suaves si son posibles?)

El experto sugiere como ejemplo a imitar las normas de una tribu que se quedó atrapada en su desarrollo durante milenios. Pero en algunas tribus hasta el día de hoy la norma es el canibalismo. Y este será el siguiente “modelo a seguir”? Sabemos que esta idea también se está desarrollando activamente en Europa. Y, al parecer, pronto ¿el canibalismo también será legalizado?

Ahora quisiera recordar al distinguido científico que recibió la medalla de oro de la Asociación Mundial de Sexólogos y a sus partidarios que las sociedades que han avanzado en su desarrollo, que crearon una gran cultura y ciencia, se construyeron sobre rígidos tabúes y regulación de temas sexuales.

En el último artículo hemos mencionado a otro “experto” en el campo de la sexualidad – un sexólogo, el profesor Günter Schmidt. El profesor Schmidt, cuya opinión repetidamente citan los autores de los estándares de educación sexual de la OMS, promueve la idea de que “la pedofilia es a menudo una forma particularmente ardiente de amor paternal y los pedófilos son ayudantes desinteresados ​​que ayudan a los niños a explorar y disfrutar de su sexualidad” .

Un intento de presentar la pedofilia como el amor entre un adulto y un niño es otro de los constructos ideológicos que ahora se está introduciendo en la conciencia colectiva. Recientemente en Italia el tribunal tomó una decisión sensacional: eliminó completamente todos los cargos a un tutor de 60 años de edad, sospechoso de abusar de una niña de 11 años que estaba bajo su tutela. El tribunal decidió que un verdadero amor estalló entre ellos. Es decir, creó el precedente del reconocimiento legal de un pederasta-violador como “amante de niños”.

Los defensores de la homosexualidad y la pedofilia, que necesitaban iniciar el debate sobre la existencia de la sexualidad infantil, levantaron en su momento como bandera a Freud, quien la describió. Pero al mismo tiempo, siempre omitieron la parte del pensamiento de Freud de que una condición indispensable para la protección de la sociedad y del desarrollo de la cultura es el sistema de tabúes sobre los instintos inherentes a la persona. Los seguidores de Freud, que examinaron el efecto patológico de la sexualización temprana y la destrucción de los tabúes en el individuo, se oponen firmemente a la educación sexual temprana de los niños. Parece ser que por esto ahora, a la vez con la introducción de los programas de “educación sexual” para niños en Europa Occidental, la escuela teórica psicoanalítica está siendo desacreditada y rápidamente se la expulsa de las clínicas y universidades.

Y en cuanto al profesor G. Schmidt, que declara a la pedofilia como amor entre un adulto y un niño, tanto él como todas las figuras mencionadas en el artículo son científicos respetados que se consideran opinión de expertos y trabajan en institutos de investigación claves en Alemania y Europa. Y no ocultan que están desarrollando y trasmitiendo una ideología muy específica.

En este sentido, no podemos dejar de mencionar a otra autoridad – psiquiatra y sexólogo- Richard Green. En el artículo: “¿Es la pedofilia una enfermedad mental?” (2002) admite que hace treinta años participó (como miembro de la Asociación Psiquiátrica Americana) en la “batalla histórica” ​​por la retirada de la homosexualidad del manual de diagnóstico y estadística de trastornos psíquicos. Como ustedes saben, entonces (en 1973), la homosexualidad en los Estados Unidos fue excluida de la lista de enfermedades y por lo tanto fue declarada una norma sexual.

Y hoy este “experto” habla de la legalización de la pedofilia. En su opinión, la atracción sexual hacia los niños es propia a la minoría significativa de personas normales (!), “Históricamente esta atracción era una práctica común en diferentes culturas en diferentes momentos. Esto no significa que debe ser tomado en un sentido cultural y legal hoy. ” ¿Y mañana? A la pregunta de si esta atracción es una enfermedad mental, responde que “sólo si declaramos que muchas personas en muchas culturas del pasado eran mentalmente enfermas“.

Generosamente pagados por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), las “investigaciones” sobre la legalización de la pedofilia trabajan incansable y sistemáticamente para cambiar la conciencia pública. Los luchadores por los derechos LGBT insisten que se necesita muy poco: admitir que “no se puede condenar a una persona sólo por elegir un objeto” inusual “de su amor”. Y en el artículo “Pedofilia: No oculten sus deseos más oscuros” (Guardian, 2012) se declara abiertamente que si un adulto sólo quiere tener relaciones sexuales con un niño, pero no lo realiza, entonces esto es normal.

El cine es un componente de peso en la popularización y legalización de la pedofilia, porque ofrece e implementa una imagen “altamente artística”. Así, en la nueva película de Lars von Trier NINFOMANIA, que narra la historia de la vida sexual de una mujer “de 0 a 50 años”, hay un episodio dedicado a un pedófilo que sufre por el hecho de que no puede realizar sus deseos. Según la protagonista, por este sufrimiento a este pobre hay que darle una medalla. Con la imagen del pedófilo llorando una voz en off llena de tristeza dice que el 95% de los pedófilos no son violadores en absoluto, sino personas que sufren la persecución de una sociedad cruel. El espectador se llena de compasión e incluso de respeto por el héroe del episodio …

Al espectador lo acostumbran al hecho de que no debe ser indiferente con las personas que sufren tanto. Después de todo, el pobre necesita compasión de la audiencia. Y cuando esta compasión surge y se convierte en habitual (igual que se convirtieron eh habituales familias homosexuales con niños adoptivos en Europa, el “amor” entre la víctima y el violador, etc.), entonces lo que hace poco era impensable y negado por toda nuestra esencia humana paulatinamente es transformado en norma anti-humana. Y con ayuda de todo tipo de organizaciones internacionales bajo el paraguas de las Naciones Unidas los pedófilos entrarán con sus derechos conquistados. Aproximadamente con el mismo patrón hace 30 años obtuvieron sus derechos los homosexuales.

La alianza de partidarios de la legalización de la pedofilia y guardianes del control de natalidad es bastante lógica. Como resultado de la sexualización temprana y la legalización de la pedofilia, obtendremos una sociedad de individuos incapaces de lograr una sexualidad madura y saludable. Es decir, una sociedad incapaz de reproducirse y desarrollarse. Los programas de educación sexual para niños son otro paso en este camino.

Mientras tanto, nuestra encuesta sociológica AXIO-4 mostró que la sociedad rusa no está preparada para avanzar por este camino. En su abrumadora mayoría y categóricamente no lo admite.. Pero el péndulo de la destrucción de la humanidad ya está lanzado y sigue girando. Y con el rechazo pasivo y no respaldado por una fuerza real de protesta y lucha contra este mal anti-humano, este péndulo no se detendrá.


i UNFPA, United Nations Fund for Population Activities, redenominado United Nations Population Fund en 1987(Fondo de Poblaciónde las Naciones Unidas) – Organización establecida por la Asamblea General de naciones unidas en 1969, con sede en Nueva York, responsable de proporcionar asistencia en materia de población a los países en desarrollo, bajo la supervisión formal del PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) y según las directrices del Comité Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC).

Fuente: Gazeta Sut Vremeni

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on VKEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Website

dos × 4 =

Loading Facebook Comments ...