Sistema de protección de infancia en Europa tapa el robo de niños legalizado

En mi ultimo articulo escribí sobre la entrada en Rusia de la así llamada Justicia Juvenil y la propaganda que los medios “liberales” hacen sobre el tema de la violencia familiar. Estos temas se imponen desde organismos internacionales como el Consejo de Europa, las ONGs con financiación extranjera y el comité de los Derechos Humanos adjunto al presidente.

Me sorprendió que poca gente en España supiera de la existencia del mismo problema aquí, ya que este sistema está implantado en toda Europa desde hace años y en España existe con el agravante de que sus raíces se hunden en el robo de niños durante el franquismo.

Mientras se difunden los datos falsos sobre la violencia familiar en Rusia, cientos de madres y padres españoles luchan por recuperar a sus hijos robados. No son escuchados, no tienen voz en los medios y ni siquiera existen debates sobre este gravísimo problema.

Cuando empecé a buscar, encontré a las activistas de Marea Turquesa, un movimiento que cuestiona el abuso de los servicios sociales que quita a los niños de sus familias naturales para entregarlos a los centros de acogida o familias adoptivas. En muchos casos el secuestro del niño se justifica por razones económicas -pérdida de trabajo, no poseer una vivienda digna- o por sospechas de desequilibrios psicológicos de la madre.

Y el sistema de los “servicios sociales” en España es un calco de lo que sucede en otros países y de lo que tratan de imponer a Rusia, donde por desgracia y de momento lo consiguen, a pesar del fuerte movimiento de resistencia de padres y madres. Además, las activistas de la marea turquesa me confirman que estas leyes juveniles concretas provienen de la Interpol (es decir, de las estructuras supranacionales).

Entrevista a Rosa Gomez, coordinadora estatal de la Marea turquesa en Cataluña:

Un lucrativo negocio

Los datos oficiales hablan de cerca de 43.000 niños tutelados en el Estado en 2014, pero la Marea sostiene “que hay muchos más”. “Hemos detectado un aumento muy grande a raíz de la crisis. El 90% de los casos que tenemos son familias vulnerables, sobre todo económicamente, o víctimas de violencia de género. Cuando van a pedir ayuda a los Servicios Sociales, en vez de ayudar, les quitan a los menores. Enmascaran la pobreza apartando a sus hijos de sus padres. En el caso de las familias desahuciadas, si nadie les acoge, en 24 horas les retiran a sus hijos”, denuncian activistas de Marea Turquesa.

Y es que los niños se han convertido en un negocio. El llamado “interés superior del menor” está supeditado al rendimiento económico de su gestión. Los Servicios Sociales están transferidos a las comunidades autónomas, que privatizan los servicios. Empresas, fundaciones y asociaciones –muchas de ellas católicas, otras dependientes de bancos o multinacionales– se lucran con el negocio del dolor. Un dato: cada niño tutelado supone para sus gestores una inyección de unos 4.000 euros al mes. Centros, puntos de encuentro, familias de acogida, cursos… Todo vale para hacer caja. Las afectadas se encuentran entonces con un personal que no es funcionario, con psicólogos no colegiados y cuya lógica es la de la máxima rentabilidad.

Cuando las madres van a pedir ayuda a los Servicios Sociales, en vez de ayudar, les quitan a los menores. Enmascaran la pobreza apartando a sus hijos de sus padres. En el caso de las familias desahuciadas, si nadie les acoge, en 24 horas les retiran a sus hijos”.

La Administración tiene potestad en relación a las resoluciones administrativas de desamparo de los menores, actuando de entrada como parte y juez, pero no es inhabitual encontrarse con expedientes en donde, sin ningún tipo de justificación técnica, ni valoración contrastada de la situación familiar del menor, ni pruebas que corroboren mínimamente lo que recogen dichas resoluciones, deciden emitir una resolución de desamparo.

El gran problema viene cuando los padres y madres acuden a los Juzgados en busca de justicia: Jueces y Fiscales dan veracidad a aquello que dice DGAIA (Direcció General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència), aún cuando dichas manifestaciones no vengan avaladas por pruebas, informes, documentos o fundamentos suficientes, y es aquí donde escandalosamente se produce la mayor de las injusticias, con daños a los menores que aún no han sido evaluados.[leer mas…]

La retirada de un menor se produce en la calle, en las escuelas y en los hospitales cuando la DGAIA dictamina que el niño está en situación de desamparo. La decisión es administrativa, sin garantías judiciales, el magistrado solo interviene cuando la familia quiere recuperar a su hijo, pero el coste económico y la lentitud del proceso provoca que solo lleguen hasta los tribunales las familias con más recursos económicos, según ha denunciado este diario.

Consuelo García del Cid, escritora y activista de la Marea Turquesa nos explica que el sistema de robo de niños es una herencia franquista que proviene directamente del criminal sistema del Patronato de protección de la mujer. En sus investigaciones Consuelo demuestra cómo durante la Transición, el Patronato de la mujer pasó a depender de la Administración publica -con todo el personal, documentación y presupuestos- que continuó manteniendo a las mujeres recluidas en los reformatorios como la maternidad de Peñagrande hasta 1983. “Desde que llegaban al centro, las monjas las machacaban para que diesen a sus hijos a una familia ‘mejor’ que ellas. Y muchas veces eran sus padres los que decidían la adopción por encima de su voluntad“. Otras, directamente se los quitaban. Los crímenes allí cometidos no han sido investigados y el sistema de robo de niños sigue funcionando, ahora de forma legalizada.

La magnitud del problema en Europa es enorme. Se puede hablar de toda una generación robada. Estas estadísticas europeas lo ilustran:

Justicia Juvenil en Alemania

El buró de estadística alemán publicó datos de la extracción de niños a las familias por los servicios sociales alemanes -Jugendamt -desde el año 1995 hasta 2015. Según sus informes la cantidad de niños quitados a sus padres ha crecido de forma brusca en los últimos años. Desde 23,4 mil niños al año en 1995 hasta 42 mil niños al año en 2013. El Defensor de niños y familias rusas en Alemania Maxin Zhilenkov explicó en las audiencias de la Cámara Pública de la Federación Rusa, que en 2004 los medios de comunicación hicieron una campaña publicitaria sobre la existencia de familias asociales, sobre los niños desamparados y sobre la muerte de niños en su entorno familiar.

De los 628 mil niños, extraídos de sus familias desde 1992 hasta 2013 en Alemania, dos tercios son alemanes nativos y un tercio hijos de emigrantes. En el 40% de los casos se indica como causa la “sobrecarga psicológica excesiva de las madres y padres” que engloba todo tipo de marginalidad social, incapacidad o dudas paternas sobre la educación de sus hijos, trastornos psíquicos de padres/madres o hijos, situaciones de riesgo relacionada con la posibilidad de ejercer la violencia física sobre los menores.

Alrededor del 39% de niños extraídos de sus familias se devuelven cada año a sus padres, lo que demuestra que no era necesario quitar a estos niños ni crear el trauma que supone para los hijos separarse de sus padres. En muchos casos se podía haber ayudado a la familia sin necesidad de infringir este trauma a los niños y a sus familiares.

 

Justicia Juvenil en Francia

El sistema de Justicia Juvenil en Francia tal y como funciona ahora se introdujo en 1948. En todos estos años los trabajos en el campo de educación empeoraron. En los años 80 del siglo XX los sociólogos y especialistas en ciencias humanas criticaron mucho la extracción de niños de las familias pobres, logrando con esto ciertos resultados: 1) el nivel de ingresos dejo de considerarse como un argumento válido para la extracción del niño de la familia 2) los trabajadores sociales dejaron de recoger datos laborales y económicos sobre los padres y estos desaparecieron de las fichas de los niños. Pero a pesar de esto las extracciones de niños de las familias continuaron. Por supuesto que en algunos casos había razones objetivas.

Pero justo antes de introducir el sistema jurídico de la UE, altos cargos empezaron a sospechar que en el tema de las extracciones masivas de niños por los servicios sociales algo iba mal. La crisis económica, la desaparición de los valores familiares y el aumento de los niveles de criminalidad en la adolescencia a finales de los 90 en Francia, exigieron medidas especiales y estudios en el ámbito del trabajo social con la infancia. La investigación se encargó a dos altos funcionarios: al inspector general de servicios sociales Pierre Naves y al inspector del servicio jurídico Bruno Catala. En 1997 los funcionarios empezaron su trabajo y en junio de 2000 publicaron un informe de cien paginas en el que aparecen los siguientes datos:

Cantidad de niños extraídos de sus familias al año:

1994 — 134 000

1995 — 137 000

1996 — 116 000

1997 — 129 000

En el informe también se indica que las familias afectadas por la extracción de los niños tienen miedo a este proceso y lo consideran profundamente injusto. Porque los niños son “la única riqueza de los pobres” y la retirada de sus hijos por los funcionarios casi siempre destruye a la familia. Este miedo produce una reacción violenta hacia los trabajadores sociales, hacia los padres adoptivos y hacia los jueces. Popularmente al Instituto de los servicios sociales de ayuda a la infancia lo llaman “Instituto de robo de niños”.

Justicia Juvenil en Noruega e Inglaterra

Aquí se puede ver el testimonio de una madre rusa a la que le quitaron sus dos hijos en Noruega, aunque ella y su hijo mayor, con ayuda de un abogado polaco lograron escapar a Rusia vía Polonia. Ella se ha convertido en activista del movimiento en contra de JJ.

El Día Internacional de la mujer 8 de marzo de 2017 defensores de los derechos de familia hicieron una concentración ante el Juzgado Central londinense de Familia en Holborn para protestar por el abuso de los servicios sociales ingleses, que separan a hijos de sus madres antes de ayudarles a superar situaciones difíciles. La cantidad de niños apartados de sus familias por los servicios sociales en el Reino Unido el último año alcanzó 70 000.

Como se puede observar, todos los afectados describen prácticamente el mismo problema y los mismos métodos de intervención a la familia. De allí podemos sacar la conclusión de que es un fenómeno internacional y tiene grupos globales interesados en promoverlo. Pero de esto escribiremos en nuestro siguiente articulo.

Justicia Juvenil en Rusia

El 27 de febrero de 2017 y en las audiencias de la Cámara Pública de la Federación Rusa, Oleg Barsukov, -miembro de Colegio de abogados de San Petersburgo- presentó pruebas de la existencia de un entramado corrupto entre los funcionarios de los órganos de interacción entre departamentos durante el “revelación” de infracciones para la extracción de los niños de sus familias.

Oleg Barsukov señalo como causas tanto intereses materiales, como un intencionado aumento de la tensión y del enfrentamiento entre el ejecutivo y los ciudadanos, es decir, la “maidanización”1 que se realiza con el conocimiento y apoyo de muy altos cargos en el gobierno. Hay indicios que llevan directamente al Presidente del Gobierno.

Aquí hay que recordar que el 3 de enero de 2017, Vladimir Putin encargó al Ministerio de Trabajo y Protección Social, a la Cámara Pública de la Federación Rusa y al Defensor del Menor analizar las practicas de extracción de menores de las familias para comprobar si los métodos utilizados son inadecuados o abusivos o si la intervención en los asuntos familiares viola la Constitución.

En las audiencias de la Cámara Pública de la Federación Rusa sobre este tema participaron diputados, miembros de la Cámara Pública federal y regionales, defensores de derechos, activistas de movimientos sociales que se ocupan de la defensa de derechos de los niños, padres y madres. RVS (Resistencia de Padres y Madres de Rusia) también presentó sus informes sobre los casos reales que atiende en todas las regiones de Rusia y en algunos países europeos. En las audiencias se ha expuesto la estadística por regiones, casos concretos de abusos y actuaciones ilegales, así como la situación de Justicia Juvenil en los países europeos, como Alemania y España. Al final se presentó un voluminoso documento con análisis del problema y propuestas de cambios en la legislación para su estudio en el Consejo de Federación de Rusia (Cámara alta del parlamento).

La presidenta de la Resistencia de padres y madres de Rusia (RVS) Maria Mamikonyan dijo en el Senado:

En RVS ya a lo largo de cuarto años funciona un “teléfono rojo” a nivel federal, se realiza un acompañamiento jurídico de los activistas que ayudan a las familias. Todos los casos se analizan en la central , ,se sistematizan y periódicamente se hacen informes para toda la organización.

Precisamente porque el trabajo se lleva de forma centralizada a nivel federal se ven muy bien los casos tipificados, que se repiten en diferentes regiones por causas que pueden parecer absurdas. De esta forma la administración se entromete en asuntos de familia, buscando vías para saltarse las leyes.

Y se ve muy claro que no son errores espontáneos de la administración ni mala ejecución de las leyes, como a menudo nos lo quieren presentar cuando se hacen preguntas sobre los abusos por parte de los trabajadores sociales y la policía y que los culpables son los ejecutores de la ley. No.

Lo que se ve en la practica es que esto es todo un sistema impuesto desde arriba, que cambia de forma radical las relaciones de una gran parte de funcionarios hacia las familias y los impulsa espaciar ,a pesar de su deber profesional y humano, a sospechar de todos los padres y madres e intervenir solo por una sospecha. Se les empuja a considerar los problemas de las familias no como su desgracia, sino como su culpa. No se les dan razones para ayudar, sino para entrometerse violentamente en la vida familiar e incluso quitarles a sus hijos.

Se ha construido toda una ideología que contradice a la moral y la ética. Ya se considera normal que un especialista, en vez de los padres, decida que es lo que es de interés del niño y que no. Esta ideología no considera desvergonzado, por ejemplo, una detección precoz de futuros problemas familiares., Buscan una excusa para “trabajar” con la familia. Y, aquí se detectan ciertos intereses de estos “supervisores”. Entendemos, que miran con un lupa a cada familia,y siempre se puede en etapas muy tempranas detectar pequeñas cosas que amenazan en convertirse en un gran peligro en futuro , y por las que hay que intervenir.

Y así se actúa con las capas mas desprotegidas de la población. Con aquellos que no tienen un abogado, ni conocimientos de adonde hay que acudir,aquellos que viven en regiones alejadas, y están socialmente marginados. Y que no se encuentran en esta situación por su culpa. Ni esto quiere decir que no quieran a sus hijos.

El año pasado hemos agrupado las infracciones legislativas tipificadas, que se cometen en el trato con las familias. Hemos construido una cadena lógica y el resultado fue presentado aquí en estas audiencias parlamentarias en marzo del año pasado. Se detectó un esquema con una direccionalidad muy concreta, que actúa en interés, que no es precisamente el interés de los niños,sino de los que trabajan con ellos. Fundamentalmente intereses del mercado de acogida familiar. La existencia de este esquema nos muestra claramente que es lo que tenemos que controlar hoy para cumplir de forma cualificada el encargo del presidente. Hemos resumido nuestras propuestas y las hemos entregado a los responsables de protección de los derechos de los niños.

Parte de nuestro informe estará dedicado a la temática de como esto se está organizando. Se trata de ordenes desde departamentos superiores correspondientes, como es el Ministerio de Sanidad, Ministerio de Educación y Ciencias y el Ministerio de Asuntos Interiores,que por encima de la ley amplían competencias a los funcionarios de tal manera que estos permiten mas intromisión en la familia,mas retiradas de los niños y su suministro al mercado de familias de acogida. Y así, por ejemplo, una gran parte de retiradas ilegales de niños se hacen en nombre de la ley de profiláctica, la ley federal 120. Pero en realidad esto entra en contradicción con esta ley. Se actúa a base de una Orden ilegal del Ministerio de Asuntos Interiores Nº845. ¿Ven la colisión? Primero el ministro del Interior firma una Orden por la cual la policía puede llevarse al niño prácticamente por cualquier causa,no solo por encontrarse en una situación social peligrosa,y después el ministerio de justicia comete la negligencia al registrar esta orden,después los ejecutores, apoyándose en esta ley actúan en consecuencia con dicha Orden.

En realidad hay todo un abanico de estas medidas para facilitar la organización de abuso masivo. Entre otras cosas apoyarse en los reglamentos, que introducen términos y procedimientos de actuación que no están basados en la ley, sino en unas redacciones de varias ONGS,que muchas veces ni esconden el hecho de que introducen practicas occidentales, en definitiva de estas practicas juvenales. Pero yo quiero llamar atención sobre el hecho de que todas estas infracciones a la ley no se podrían hacer solo con ordenes y palos simplemente porque existen ciertas instrucciones. Porque las instrucciones también pueden aplicarse o no aplicarse. Si tu sigues siendo una persona con un cierto sistema de valores, con tu posición personal sobre lo permitido, por cierto, muy característicos de nuestra cultura.

Entonces aquello que está sucediendo en todas partes nos habla de un hecho muy desagradable: que ya una gran parte de nuestros funcionarios y trabajadores de órganos de protección de la infancia policías etc. ya poseen una visión distorsionada de lo aceptable. Son distorsiones serias, y esto es una cosa muy peligrosa. Porque mientras la sociedad tiene barreras internas para actuar según esquemas que alguien le proporciona pero que son incorrectos, y que chocan con valores humanos, entonces la sociedad sigue viva y puede superarse , corregir estas leyes. Pero si ya acepta que así es como hay que actuar, las cosas van mal.

Y aquí se plantea una pregunta importante: ¿A quien hace falta todo esto? Solo a los intereses mercantiles, que por supuesto tienen aquellos que están trabajando en este mercado, porque el mercado siempre impone sus leyes y son siempre mercantiles. Díganme, ¿para que hay que introducir términos como “familia biológica”, “familia de sustitución”, “familia profesional”, “familia homosexual”, etc…? ¿Para que hay que degradar la noción habitual de la familia, donde mama y papa quieren al niño, lo educan, le trasmiten aquellos valores que a su vez les pasaron sus padres?

En España y en Portugal la dictadura fascista terminó a mediados-finales de los años 1970. Los regímenes de Salazar y de Franco usaron ciertas instituciones para quitar a niños. Nosotros tenemos sobre este tema un material muy amplio y aterrador. Las mismas personas y practicas pasan a las estructuras nuevas, que ahora llaman “democráticas”. Por esto tenemos todos los fundamentos para suponer, nosotros creemos que ahora en España hemos encontrado aquel eslabón que nos faltaba cuando hablábamos de el “fascismo juvenal” y no entendíamos al principio el esquema claramente.

Si, esto son precisamente métodos muy concretos que provienen de este Estado Total aplicados a la familia y su autogestión. Es una cuestión muy seria, nosotros no necesitamos introducir en a la vida de nuestro pueblo estas cosas. Nuestros abuelos y nuestros padres lucharon contra el fascismo con gran éxito. Y ahora en esta nueva etapa, cuando ellos tienen nuevas mascaras tenemos que hacer lo mismo.

Informe de Maxim Zhilenkov (RVS Alemania)

Sobre el hecho de que el negocio con niños existe y tiene carácter internacional, testifican convincentemente periodistas y científicos occidentales. Aquí describiremos algunas facetas del negocio de niños en Europa y en el mundo y de la explotación de los niños con fines sexuales, la esclavitud infantil, la adopción ilegal y la venta de órganos.

La explotación sexual y la esclavitud infantil

De acuerdo al documento básico de Unicef, publicado en 2008 cada año en todo el mundo 1,8 millones de niños están forzados a la prostitución y la pornografía, y 1,2 millones se venden como mercancía, entre otras cosas para la explotación sexual. Según las valoraciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el año 2005 entre 980 mil y un millón doscientos veinticinco mil niños y niñas se encontraban en situación de esclavitud y estaban forzados a trabajos pesados. El volumen del negocio criminal anual en el ámbito de explotación sexual y esclavitud infantil, según los datos de la ONU es de $25 hasta $35 mil millones, que junto al negocio de venta de armas y drogas es una de las esferas mas beneficiosas del negocio criminal.

A esto se puede añadir el turismo sexual. Según los datos de Unicef en una región de Chekia fronteriza con Austria y Alemania a siete de cada diez niños alguna vez le han propuesto sexo por dinero. Según los datos de la organización no gubernamental ECPAT (англ. End Child Prostitution, Child Pornography and Trafficking of Children for Sexual Purposes) Ucrania, Moldavia y Portugal se han convertido en nuevos destinos para turismo sexual infantil.

Según palabras de Maria Capaldi, la directora de ECPAT de política e investigación, los países en vía del desarrollo buscan en el turismo un desarrollo económico, pero a menudo ignoran los peligros que los turistas internacionales pueden tener para los niños y no garantizan la protección jurídica de la infancia; por esta razón el flujo de los “amantes” del sex-turismo infantil a estos países no deja de crecer.

Venta de órganos infantiles

La venta ilegal de órganos de los niños también es una de las grandes fuentes de beneficios. Según los datos que publica el bloguero alemán Lukas Langhammer, en algunos países como Nigeria mujeres jóvenes son violadas para que tengan un niño no deseado al que después renuncian. A estos niños, los criminales los venden para la prostitución, adopción ilegal o trafico de órganos. Existen también “fabricas de niños” especiales, que a menudo se camuflan bajo apariencia de paritorios o casas de infancia para huérfanos. Mediante engaño atraen a jóvenes de 15 a 18 años y las retienen allí para que tengan un niño al que después venden. Con la venta de un solo niño para órganos, los criminales ganan hasta 500 mil euros.

Casos de robos de niños para la venta de órganos se han registrado también en Europa del Este, en particular en Ucrania. El periódico alemán «Der Tagesspiegel» informó en 2005 sobre casos de asesinatos de recién nacidos en Ucrania con el propósito de venta de sus órganos. El periódico cita datos de la Unión de Madres de Ucrania: entre 2001 hasta 2003 se registraron 300 casos.

Adopción ilegal de niños y venta de niños

En los países occidentales desarrollados la demanda para adopción de niños entre las parejas que por diferentes razones no pueden tener niños propios es muy alta y en muchas veces supera la oferta. En Alemania se calcula que para un niño en adopción hay mas de veinte parejas demandantes. Esta situación produce una enorme demanda de adopciones ilegales de niños desde países pobres de África, América Latina, Asia y Europa del Este. Asimismo, según los datos de la organización alemana de protección de la infancia «Terre des hommes», Alemania tardó mas de diez años antes de prohibir completamente a los vendedores de niños el acceso al mercado de adopciones alemán.

Los cambios que limitaban el proceso de adopción en Alemania empezaron a finales de los 80. Pero recién en 1998 los legisladores alemanes introdujeron cambios al código civil (articulo 236), en los que la responsabilidad jurídica recae no solo en las organizaciones que “suministran” ilegalmente niños para adopción, sino también los en “compradores” y en “intermediarios”. No obstante, como afirman los representantes de la organización «Terre des hommes», hay precedentes de que cuando los ciudadanos alemanes querían adoptar un niño en extranjero podían de forma “privada” elegir a un niño en otro país y después llevárselo a Alemania. Solo desde el momento de entrada en vigor en Alemania del convenio de la Haya sobre las adopciones internacionales en marzo de 2002 fue posible controlar la procedencia de niños, ofrecidos a los padres alemanes en adopción.

Según los datos de la ONU la venta de niños en los últimos años aumentó. En el periodo de 2010 al 2012 el volumen total de trafico de personas fue de 33%, que es un 5% mas que en el periodo anterior desde 2007 al 2010. Los principales destinos de los niños “vendidos” son EEUU, Europa Occidental y Central, así como Oriente Próximo. Las regiones clave donde los delincuentes “consiguen” a los niños son los países mas pobres de África Central y del Norte, Europa Central y Europa del Este, América Latina, así como Sur y Este de Asia.

Desde hace poco una nueva fuente para conseguir niños con fines criminales es el enorme flujo de refugiados a Europa. Como mínimo 10 mil niños-refugiados, que llegaron a Europa en los últimos dos años sin estar acompañados por adultos han desaparecido sin dejar rastro alguno. Estos datos, según el periódico británico «The Observer», los ha proporcionado Europol http://www.theguardian.com/world/2016/jan/30/fears-for-missing-child-refugees . Son menores de edad que llegaron a Europa con el flujo principal de refugiados y como se descubrió durante el registro, no estaban acompañados por adultos o parientes. El jefe del Europol Brian Donald, explicó que miles de refugiados menores desprotegidos desaparecieron después de registrarse en el país de llegada y que toda la compleja infraestructura criminal europea está enfocada ahora en los refugiados.

Tapadera para el comercio internacional de niños

La enorme escala del comercio de niños necesita una compleja estructura criminal y una cobertura a distintos niveles de poder, empezando por los policías de turno, agentes de servicios secretos y del lobby político. Los periodistas del periódico alemán «Die Welt» Dirk Banze y Michael Berendt escriben sobre la red criminal que se dedica a “suministro” de niños para los prostíbulos pedófilos en Bélgica y Países Bajos. En el articulo informan no solo sobre la prostitución infantil, sino cómo los funcionarios de alto nivel y conocidos empresarios de distintos países europeos participaron directamente en las violaciones de niños, como los torturaban e incluso mataban a sus pobres víctimas.

Estas escenas se filmaban y las películas después se distribuían para su venta a través de redes criminales. Los intentos de la policía europea de investigar estos hechos no llevaron a nada. Se pudo detener solo a uno de los sádicos solitarios Marc Dutroux2. Pero la policía ignoraba insistentemente todas las evidencias de que formaba parte de una red. Los periodistas consiguieron muchas pruebas sobre cómo esta investigación era tapada por políticos en altos cargos y relacionados con estos crímenes. Es necesario además mencionar cómo ocultaron los casos de compraventa de bebes en China y los casos de violaciones sexuales con posterior asesinato filmados para distribución y muchos otros casos, que son solo una punta visible del iceberg criminal.

1. del termino “maidan” -”revolución de terciopelo”, un golpe de estado encubierto- termino que por primera vez se usó en 1991 en Baku y después en la Plaza de Independencia en Kiev (Plaza Maidan) durante el golpe de estado de febrero de 2014

2. Marc nació en Bruselas el 6 de noviembre de 1956. En abril de 1989 Marc Dutroux y su mujer Michelle Martin fueron condenados por el secuestro y violación de cinco niñas. Les dieron 13,5 y 5 años de cárcel respectivamente. Pero en dos años liberaron a Michelle y en abril de 1992 a Marc. Antes de la cárcel Dutroux se dedicaba a la venta de coches robados a Europa del Este y trafico de personas para la prostitución y pornografía, así como a la venta de drogas. Después de salir de la cárcel acondicionó una mazmorra para sus futuras víctimas en la ciudad de Charleroi. La mazmorra se usaba no solo para torturar a los niños, pero también para filmarlo y vender a las redes pedófilas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on VKEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Website

5 × cinco =

Loading Facebook Comments ...