Crónica del homenaje a Fidel en Madrid

Madrid, 4 de diciembre 2016

Hay días en que Madrid vuelve a ser la ciudad digna y combativa que resistió al fascismo. De la que aprendimos, la que leímos, la que estudiamos tanto, la que soñamos siempre. Y hoy ha vuelto serlo.

Bajo una lluvia constante, y como si la lluvia fuera parte de nuestro propio estado de ánimo, lluvioso, y al mismo tiempo conscientes de que es agua de vida para la vida, nos hemos reunido en un homenaje al Comandante Fidel Castro en la Plaza de Callao, en el centro de la ciudad.

La voz de Fidel, en muchos de sus discursos llenó el aire y los corazones de todos. Las banderas rojas, cubanas y del 26 de Julio, hondearon el cielo. Canciones y palabras indestructibles nos ayudaron a estar en Santiago de Cuba, al lado de los millones de seres humanos que hoy despiden la Comandante de la vida y de los pueblos que luchan por una Humanidad nueva: liberada de la explotación, de la esclavitud, de las guerras imperialistas, de la barbarie de un sistema que hace del hombre el lobo del hombre.

Y nos juramos continuar la lucha contra el devastador y cruel sistema capitalista e imperialista.

Y estuvimos – y estamos- desde aquí al lado del digno y combativo pueblo cubano, que es un ejemplo para el mundo y para las generaciones que nos seguirán.

La Plaza estaba llena, y sobre todo llena de jóvenes enarbolando las banderas del socialismo y la Revolución.

El discurso leído por el embajador cubano –que será publicado completo- fue claro y contundente, una lección de resistencia que nos impulsa y nos anima a seguir adelante en este largo camino, hasta que consigamos ser seres humanos capaces de crear y de transformar el viejo mundo que se hunde a pedazos en una hermosa humanidad hermana y solidaria.

Emocionante compartir la lluvia y compartir sobre todo la certeza de que somos capaces de derrotar al imperialismo, que tanto castiga y ha castigado al pueblo cubano y a todos los pueblos que luchan por la justicia y la igualdad.

Un día importante que nos une y que nos convoca a la creación de un gran frente antiimperialista a escala internacional, porque somos capaces de –unidos y con las enseñanzas de Fidel, del pueblo cubano y su Revolución- transformar y de poner en pie

otro mundo, de paz y de justicia para todos.

Se pudo derrotar al sistema capitalista criminal y depredador en Cuba, se pudo, se puede y se podrá en todo el planeta.

Esta es la voz y la enseñanza de nuestro Comandante, esta es nuestra máxima aspiración en la lucha. La lucha sigue. Venceremos.

¡NO PASARÁN!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Viva Fidel, por siempre en nosotros!

Sara Rosenberg

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on VKEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Website

6 + 10 =