La preparación de un “Euromaidán” en la región de Ural

Con el apoyo de los Cintas Blancas de Ekaterimburgo, la Universidad Federal de Ural (UrFU) se ha convertido prácticamente en uno de los centros de propaganda para una “Revolución Naranja” en Rusia.

Guerras difusas y separatistas.

Eduard Kriukov, 10 de marzo de 2016.

Publicado en el Nº168, del 9 de marzo de 2016.

Eugene Roizman

Eugene Roizman

Después de provocar un Golpe de Estado en Ucrania, y de apoyar todos los posteriores actos criminales de la Junta de Kiev, los Estados Unidos aceleraron su actividad en la preparación de una “Revolución Naranja” en Rusia. Una importante parte de este trabajo consiste en el aumento de la colaboración con la élite política y económica en las regiones rusas. En primer lugar, se trataba de desarrollar comunicaciones con los representantes de la oposición política, que lograron llegar al poder, así como con los líderes de los Cintas Blancas (el lazo blanco era el símbolo del intento de “Revolución de Color” en Moscú en 2011).

La forma en la que se desarrollan estos sucesos se puede observar en el ejemplo de las actividades de los diplomáticos estadounidenses en Ekaterimburgo, donde, en las elecciones a alcalde de la ciudad de septiembre de 2013, ganó un representante de la oposición liberal: Eugene Roizman.

 

Otto Hans Van Maerssen

Otto Hans Van Maerssen

Anotemos que para entonces cónsul general de los Estados Unidos en Ekaterimburgo, Otto Hans Van Maerssen, ya había empezado a estrechar contactos con los conocidos opositores del Ural. Así, los resultados de las elecciones y la nueva composición de la élite fueron comentadas por el diplomático estadounidense con el activista del partido “Parnas”, Eduard Zhuravlev, y el diputado de la Duma de Ekaterimburgo, Konstantin Kiselev (partidario de A. Navalniy y co-organizador de las protestas de los Cintas Blancas).

 

 

 

 

 

Eduard Zhuravlev

Eduard Zhuravlev

Y es que amantes de la “Revolución Ucraniana” como estos hay bastantes tanto en el equipo del gobernador como entre los colaboradores del alcalde de Ekaterimburgo. Por ejemplo, entre los últimos se encuentra un partidario de E. Roizman, diputado de la Duma Central, y participante en las protestas de los Cintas Blancas, Dimitry Golovín.

 

 

 

 

 

Dimitry Golovín

Dimitry Golovín

En abril de 2014, K. Kiselev y D. Golovín organizaron en la Universidad Federal de Ural, que lleva el nombre de Boris Yeltsin (UrFU), una mesa redonda sobre los “Aspectos comunicativos de formación de actividad civil de la juventud en la región de Ural”. A los estudiantes les propusieron hacer un brainstorming sobre los siguientes temas: “Pragmatismo y lógica de la protesta estudiantil”, “Euromaidán en Ural: ¿mito o realidad?”. Con todo esto, los ‘moderadores’ del encuentro hablaban con simpatía sobre las “Revoluciones de Colores” y el “ejemplo de éxito de la construcción de la nación ucraniana por Turchínov y Yarosh”.

 

 

 

 

Konstantin Kiselev

Konstantin Kiselev

A estos ‘moderadores’ no les molestó en absoluto en su trabajo común el hecho pertenecer a dos grupos políticos competidores en la región. Esta ‘atadura’ elitista tampoco les impide juntarse con E. Roizman para visitar el consulado general de los Estados Unidos en Ekaterimburgo, para escuchar los discursos que pronuncian con tono de indignación los diplomáticos estadounidenses sobre la necesidad de “poner fin a la ocupación de Crimea”. En octubre de 2014, Kiselev organizó un evento anti-ruso de mayor envergadura. Con base en la sección de la Academia de las Ciencias de Rusia en Ural para estudiantes de Chelyabinsk y Ekaterimburgo, se celebró una conferencia dedicada a los debates sobre el así llamado “Poder Blando” (“Soft Power”), es decir, la realización de las “Revoluciones de Color”. La conferencia se celebró con la participación de los “ideólogos de Euromaidán, relacionados con el SBU (Servicio de Seguridad de Ucrania)”. De esta forma, con ayuda de los Cintas Blancas de Ekaterimburgo, que tienen relaciones con la administración regional de la UrFU, se ha convertido en uno de los centros de propaganda de ideas para la “Revolución Naranja” en Rusia. Y, a diferencia de los defensores del orden público de la zona, llamaron enseguida la atención de los diplomáticos extranjeros.

 

Vygaudas Ušackas

Vygaudas Ušackas

Ya en noviembre de 2014 en la UrFU, el embajador de la Unión Europea en Rusia, Vygaudas Ušackas, dio una conferencia sobre la “anexión ilegal de Crimea”.

 

 

 

 

 

 

Frank-Walter Steinmeier

Frank-Walter Steinmeier

Y en diciembre, el Jefe del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, ofreció a los estudiantes y a los profesores de la universidad la posibilidad de debatir sobre el tema de la autogestión y la independencia del Ural.

Por supuesto que los gustos pro-occidentales de una parte de la élite de la región ‘calentaron’ aún más el interés por parte de los diplomáticos europeos y estadounidenses. Y el hecho de que entre los invitados extranjeros muy a menudo empiezan a figurar especialistas en “Golpes de Estado de Colores” habla de que este ‘interés’ se sale fuera del marco de relaciones internacionales normativas. Y (proponemos una hipótesis) está relacionado con los planes de Occidente de crear las condiciones necesarias para varios “Euromaidanes” simultáneamente en varias ciudades grandes de Rusia, donde se puede intentar crear un “poder alternativo al Federal.

John F. Tefft

John F. Tefft

Para comprobar esta hipótesis veamos quién de los cargos más altos extranjeros (y con qué fin) visitó Ekaterimburgo en ultimo año. En abril de 2015, en su primera visita a la capital del Ural, llegó el nuevo embajador de los Estados Unidos en Rusia, John F. Tefft.

Recordemos que Tefft es un especialista en ex-Repúblicas de la URSS. Por sus métodos, los cuales no siempre están en conformidad con las normas internacionales establecidas, los expertos le llaman “saboteador diplomático”.

Entre el 2000 y el 2003, cuando los países Bálticos se preparaban para la entrada en la OTAN, él dirigía la embajada de los Estados Unidos en Lituania.

Mikheil Saakashvili

Mikheil Saakashvili

Entre 2005 y 2009, J. Tefft dirigía la misión diplomática estadounidense en Georgia, y más de una vez fue denunciado por la oposición georgiana, ya que “usa a Mikheil Saakashvili para un enfrentamiento con Rusia”. Esto, por cierto, se observó de forma evidente en agosto de 2008, en la intervención del ejército georgiano en los territorios de Osetia del Sur y Abjasia.

Siendo jefe de la embajada de Estados Unidos en Ucrania, (entre 2009 y 2013) el diplomático trabajó activamente para aumentar la independencia de Kiev respecto a Moscú, y controlaba la distribución de las ayudas norteamericanas para el “desarrollo de la democracia”.

Con esta experiencia de “diplomacia práctica”, J.Tefft empezó a trabajar activamente en Rusia, reuniéndose con los representantes de la oposición y realizando visitas a las regiones más interesantes para él.

Uno de estas regiones fue la provincia de Sverdlovsk, siendo uno de los mayores nudos de transporte y logística, y un importante centro industrial de Rusia.

Durante su primera visita a Ekaterimburgo (en abril de 2015), J. Tefft fue introducido a los “activistas y políticos regionales, hombres de negocios y lideres de la sociedad civil, entre los cuales estaban los representantes de la oposición en el gobierno (incluyendo al propio Roizman). Además, la información sobre estos encuentros casi no transcendió a los medios de comunicación, siendo éstas de carácter cerrado en general.

Marcus Micheli

Marcus Micheli

Subrayemos que esta táctica de encuentros cerrados “en privado”, en el marco de las comunicaciones con los activistas de la oposición, diputados opositores y liberales “no sistémicos”, es muy característica de la diplomacia norteamericana. Esto se ve en el trabajo del nuevo cónsul general en Ekaterimburgo, Marcus Micheli, que ocupa el puesto desde agosto de 2015 (notemos que éste diplomático tiene una gran experiencia de trabajo en ex-Repúblicas de la Unión Soviética y del Pacto de Varsovia, por ejemplo, fue embajador en República de Moldavia en 2009, cuando mediante un Golpe de Estado lograron desplazar a los comunistas, que acababan de ganar las elecciones).

Pero el secretismo en las declaraciones de fondo de los propios norteamericanos sobre “los valores de la democracia y la libertad de expresión” lleva a grandes escándalos.

 

Kathleen Kavalec

Kathleen Kavalec

Así, en noviembre de 2015, Marcus Micheli preparó una visita extraoficial a Ekaterimburgo de la especialista en Rusia Kathleen Kavalec, Subsecretaria Adjunta del Departamento de Estado de los Estados Unidos, de asuntos de Eurasia, y ayudante de Victoria Nuland.

El primer encuentro privado con hombres de negocios de Ural se celebró en una habitación del hotel Hyatt. Después de las negociaciones, los representantes del Departamento de Estado de los Estados Unidos se vieron obligados a organizar una pequeña conferencia de prensa para un grupo de periodistas, que se enteraron de la visita (y de la reunión), y del lugar en el que se produjo. Sin embargo, durante la conferencia con los representantes de los medios se presentó una situación incómoda, ya que los periodistas empezaron a hacer “preguntas incómodas”, referentes a las “normas diplomáticas” y la legalidad de estos encuentros privados en regiones de Rusia. Los periodistas también preguntaron sobre la posibilidad de un encuentro similar en los Estados Unidos entre diplomáticos rusos y hombres de negocios estadounidenses.

Fiodor Krasheninnikov

Fiodor Krasheninnikov

Las preguntas incómodas obligaron a Kavalec y a sus compañeros a abandonar rápidamente la conferencia de prensa. El segundo encuentro con los representantes de la oposición y medios de comunicación liberales se celebró sin testigos.

Entre los participantes de este encuentro, según expertos locales, se encontraban los liberales “no sistémicos” y periodistas de medios en internet, relacionados con un conocido regionalista, partidario de Alexey Navalny y promotor de la agencia de información “Politsovet”: Fiodor Krasheninnikov.

Una de los temas principales de este encuentro privado, según la opinión de expertos, fue el refuerzo del potencial de la oposición en la región de Ural, con motivo de las futuras campañas electorales en Rusia.

Alexey Navalny

Alexey Navalny

El 24 de noviembre de 2015, se realizó una segunda visita a Ekaterimburgo por parte del embajador estadounidense en Rusia, John F. Tefft. Se declaró que el motivo de dicha visita fue la inauguración del Centro de Boris Yeltsin. Pero esta vez, el programa de la visita se hizo público con antelación (ya que las incidencias con las “visitas secretas” y “encuentros no protocolarios” de Kathleen Kavalec no pasaron desapercibidas).

Tefft programó encuentros con miembros de la Cámara de Comercio de Ural, y rusos que visitaron Estados Unidos con “programas de intercambio de estudiantes”. Pero esta vez la visita tampoco se llevó a cabo sin “encuentros privados” del embajador con los miembros del proyecto FLEX, prohibido en Rusia en otoño de 2014, que preveía viajes a los Estados Unidos de estudiantes de cursos superiores de colegios de las ex-Repúblicas de la URSS, con una duración de un año para estudios en colegios estadounidenses.

Lynn Tracy

Lynn Tracy

Perdiendo la posibilidad de educar a miembros de la Quinta Columna rusa directamente en Estados Unidos, los norteamericanos o sus socios occidentales intentan sacar máximo rendimiento a aquellos medios que ya probaron durante los últimos 25 años en muchas regiones de Rusia.

Veamos exactamente cómo estos ‘medios’ fueron usados en Ural en el año 2016.

El 10 de febrero llegó a Ekaterimburgo la ayudante del embajador estadounidense en Rusia, Lynn Tracy.

En el programa de su visita, tal como afirman los expertos, figuraban los “encuentros privados” con representantes de los partidos de la oposición, hombres de negocios y periodistas. Pero el currículum de Tracy, ex-directora de asuntos de Asia Central en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, dice que es especialista en “Revoluciones de Colores” de alto nivel, y que no sólo opera con tecnologías electorales.

Martin Harris

Martin Harris

Además, a principios de marzo, en los medios de la región de Ural apareció cierta información sobre que Ekaterimburgo va a ser visitada de nuevo por el embajador adjunto del Reino Unido en Rusia, Martin Harris, para impartir un máster en vísperas de la campaña electoral de 2016.

Los polit-tecnólogos locales están convencidos de que el diplomático británico va a estudiar a los representantes de la élite local y las estructuras políticas capaces de “inflar las protestas”. Y, seguramente, ampliará sus contactos con los Cintas Blancas, y entre ellos con el alcalde de Ekaterimburgo, E. Roizman.

Notemos que, en el último año, esta región recibe visitas muy a menudo de especialistas extranjeros en Golpes de Estado. Y Martin Harris no es una excepción.

Así mismo, desde 2003 y hasta el año 2008, este diplomático ocupó el puesto de cónsul general británico en Kiev, y fue mentor de la financiación de aquellas ONGs ucranianas que realizaron la primera “Revolución Naranja” en 2004.

Muchos actos demasiado ambiguos de estos ‘amigos occidentales’ de Rusia comienzan a apuntar hacia la posibilidad de la organización de un “Euromaidán”, no sólo en Moscú, sino también en las regiones, usando las elecciones de 2016 y 2018.

El 26 de febrero de 2016, el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, hablando en la conferencia anual del FSB (Servicio Federal de Seguridad) dijo: “Yo leo vuestra documentación… Y por desgracia, hay indicios concretos de que para estas elecciones se están preparando también nuestros enemigos en el extranjero… Los servicios secretos extranjeros aumentan su actividad en Rusia… En este tiempo (en 2015), ha sido interceptada la actividad de más de 400 agentes y personal de la plantilla de servicios de inteligencia extranjeros”.

Los datos y cifras arriba mencionados atestiguan que el aumento de la actividad de aquellos a los que Putin llamó “nuestros enemigos en el extranjero” no se lleva a cabo únicamente en Moscú. Estos enemigos realmente apuestan por “inflar las protestas” en distintas regiones. Y ellos piensan, que una de las regiones donde este “inflado” podría tener éxito es el Ural en general, y Ekaterimburgo en particular.

La respuesta a este reto tiene que ser adecuada al mismo. Como se suele decir en estos casos: “si estás avisado, entonces estás armado”. Aquellos que responden por la estabilidad en la región no podrán achacar su fracaso a que no fueron avisados.

Kavalec en Ekaterimburgo

 22 de octubre de 2015, K. Kavalec en Ekaterimburgo. Fuente

K. Kavalec antes ostentaba el puesto de directora del buró sobre asuntos de Rusia del Departamento de Estado de los Estados Unidos. Desde 2010 hasta 2013 fue adjunta del presidente de la misión y adjunta del representante permanente de Estados Unidos en la Organización de Naciones Unidas en cuestiones de Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) en París. Kavalec tiene experiencia de trabajo en Rusia, Rumanía, Brasil y Ucrania.

Estudió en la Universidad de California en Berkeley, licenciada en ciencias políticas, y realizó un máster en la Universidad de Georgetown en servicios diplomáticos.

UPD. Tiene experiencia de trabajo en la URSS y en Rusia. En 1987, participó en mítines de judíos disidentes: http://www.upi.com/Archives/1987/04/27/Pravda-raps-US-diplomats-for-attending-protest/3018546494400/

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on VKEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Website

4 × 1 =