Club “Sofia” 2015 ¿Como defender Europa de la crisis americana?

La nueva ideología es posible, y ya está tomando fuerza

Todos los que creían que podrán acabar con los rusos mediante torturas, llamadas reformas, imponiéndoles el arrepentimiento por su pasado comunista, con la destalinización, con la imposición del consumismo, no han conseguido su propósito.

Sofia, 25 de abril de 2015.

Publicado en el periódico “Esencia del Tiempo” №131 del 10 de junio de 2015.

Foto: Tatjana Zhdanok (Letonia) y Giulietto Chiesa (Italia) en la sesión del Club “Sofía” 2015

Sergey Kurginyan

Rusia

Líder del movimiento “Esencia del Tiempo”

Cuando nos hemos reunido el año pasado, ni en la peor pesadilla podría imaginar, que en el territorio de Donetsk estaría luchando primero una pequeña unidad de “Esencia del Tiempo”, después una unidad militar bastante grande bajo nuestra bandera. Por cierto, en esta unidad ya luchan italianos, españoles y los representantes de muchos pueblos diferentes. Donetsk y Lugansk se han convertido en una nueva España con las Interbrigadas. Y esto no es un mito, es la realidad de nuestro tiempo.

Uds. dicen: una nueva ideología no es posible. Yo pienso que ya se está conformando. Tatjana Zhdanok dice, que siempre hay una salida. Mis profesores decían algo mas complicado: «Si, siempre hay una salida. Pero en cada nueva etapa para salir de la situación hace falta mas voluntad». Pero cada vez hay menos voluntad. Tatjana Zhdanok cuenta, que los europeos están listos para la guerra, y Rusia tiene que saberlo. Yo pienso, aunque os pueda parecer extraño, los que mas preparados que nadie están para la guerra son los rusos. Ellos no quieren guerra, pero están preparados para la lucha. Y de esto hay muchas evidencias.

En Rusia la relación rublo/dolar ha caído a la mitad. Por un dólar ahora hay que pagar el doble de rublos. Como el país tiene que importar muchas cosas, ha caído el nivel de vida. Pero con todo esto ha aumentado enormemente el apoyo a Vladimir Putin, ahora llega a limites increíbles. Si todos dicen, que el conflicto ha hecho bajar el nivel de vida, pero los rusos votan a su Presidente como nunca lo han hecho, ¿como se puede llamar el actual estado de la sociedad rusa? Es una sociedad anticonsumista, no es cierto?

Es decir, es un estado en el que el rol decisivo ya no tiene “la prosperidad”, ni el éxito y el bienestar. Valores verdaderos, valores fundamentales, que se encuentran al otro lado del consumo, entre ellos valores existenciales, poco a poco salen en Rusia al primer plano, y los rusos de facto los votan esto. Miren los ratings de Putin y piense, que significa esto en el sistema de valores europeos. Repito, el gobierno ha bajado el nivel de vida a la mitad, al mismo tiempo el nivel de apoyo al gobierno ha crecido el doble. ¿Por qué? Por Crimea, y porque hay sentimiento de una amenaza existencial. Por esta razón las declaraciones, de que Europa está lista para luchar a mi, con mis disculpas, me provocan sensación de una profunda ironía. La sociedad consumista europea no puede luchar con la sociedad altamente tecnológica, que todavía es Rusia, en el caso de que esta ultima en serio decide adoptar valores al otro lado del consumismo.

Y lo referente a la nueva ideología (¿porqué luchar, para qué luchar?)… Hace poco yo he visto un vídeo, que ha tenido mucha repercusión. Unos religiosos rusos, descansando en el campo cantan a varias voces a modo de polifonía canciones soviéticas. Como siempre se ha considerado, que la Iglesia Rusa tiene una “factura muy gorda” a los comunistas y esto no puede ser posible, este vídeo ha dado la vuelta a todo el país.

Ahora estamos realizando consultas preliminares para la organización de un congreso de “Esencia del Tiempo” conjunto con “Resistencia de Padres de Rusia”. Nos gustaría ver en este congreso a gente de diferentes países del mundo. Si estas consultas acaban con éxito, por primera vez en una conferencia muy influyente se planteara la creación de la alianza de izquierda-conservadora. Es decir, una alianza real de la izquierda, incluyendo a los comunistas y de las fuerzas conservadoras, incluyendo a la Iglesia.

En una de las diócesis de Rusia, mucho antes de nuestro congreso, a los representantes de nuestro partido se acercó un clérigo importante y dijo: «Urgentemente reúnan un congreso sobre la síntesis del cristianismo y el comunismo. Urgentemente, dentro de tres meses será tarde”. Después de esto nos ha pedido nuestro periódico para presentarlo a la comunidad de los clérigos ortodoxos y a sus feligreses. Si hace unos nueve meses alguien me diría que una reacción así de la élite eclesiástica ortodoxa es posible, yo no lo creería. Pero el proceso de la conformación de la nueva ideología en Rusia se está produciendo con mucha rapidez, gracias a Ucrania. Porque precisamente lo sucedido en Ucrania ha provocado en Rusia aquello, que nosotros llamamos “el giro ruso”.

Después de la desintegración de la Unión Soviética, Rusia ha seguido en la orbita del Occidente, las élites lo querían así. Pero ahora estas élites y amplios sectores de la sociedad hablan del “giro ruso”.

¿Como será este giro? A mi personalmente me preocupó mucho el congreso internacional de ultraderecha en San Petersburgo. Me preocupó precisamente por la inevitabilidad de este “giro ruso”, y porque su contenido puede ser muy distinto. Para Rusia la salvación solo puede estar en un giro a la izquierda-conservadora. Un giro a ultraderecha matará el país.

¿Que es Europa para nosotros? Nosotros entendemos, que cualquier país europeo es una gran “olla” en la que se cuece su propia “sopa”. Pero en cada olla hay una “tapa”, y esta “tapa” es muy pro-americana. La “sopa” es una y la “tapa” es otra. Y nosotros entendemos, que importantes son estas tapas, que fuertes son y que autoritarias. Y como influyen en aquello, de lo que habló aquí Giulietto Chiesa. Pero la “sopa” también es importante, todo no se decide solo por la “tapa”.

A mi me parece que la única cuestión que hoy se plantea ante Europa es la cuestión de soberanía. La izquierda, la derecha, los centristas – todos hablan de la soberanía. De la soberanía real. Europa no es soberana, lo que han comprobado después de muchos años los representantes muy importantes de la élite rusa. Pero Europa tiene que ser soberana. Y puede serlo.

¿A que me refiero cuando hablo de soberanía? No me refiero en absoluto a una u otra vía por la que tiene que ir Europa. Me refiero a la posibilidad para Europa de elegir su propia vía, moverse por una u otra vía según su propio criterio. Europa puede seguir moviéndose por la misma vía que va EEUU. Pero entonces tiene que tener la posibilidad de elegir también el otro camino. Cuando un pequeño barco tiene su propio motor, puede querer ir en la misma dirección que va el barco grande, y puede ir por otro camino. Pero cuando el barco grande arrastra al pequeño, el pequeño barco no tiene derecho a su propio camino. Es decir, no tiene la soberanía.

Aquí se discutían las escandalosas declaraciones del director de “Stratfor” Sr. Fridman de que toda la política exterior de EEUU desde los principios del siglo XX ha sido orientada a no permitir de ningún modo acuerdos de unión de los recursos de Rusia y Europa, sobre todo de Alemania. Pero Sr. Fridman es una figura que no posee las posibilidades políticas directas. Y él ha empezado a dar sus confesiones solo ahora. Pero no mucho antes del desmembramiento de la URSS, a finales del año 1990, yo tuve la oportunidad de encontrarme con un consejero muy influyente del Bush Sr., que a diferencia de Fridman si que tenia un estatus real e influencia real. Estuvimos hablando un largo rato y al final él me dijo: «Sergey, es posible que tu tengas razón (hablábamos precisamente sobre el acercamiento de Alemania y Rusia, que era inevitable en el caso de la desintegración de la URSS, que los americanos imprudentemente han promovido). Pueda que tengas razón. Pero si empieza la unificación de Alemania y Rusia esto llevará a una guerra nuclear en Europa». Subrayo una vez mas, que esta persona entonces no solo lideraba un importante fondo, pero tenia posibilidades reales que le daba su estatus oficial.

Entonces, si el cable arrastra el barquito al torbellino, y el barquito que tiene su motor, el puede librarse del cable, encender su motor y, cambiando su curso, evitar el torbellino. Pero si no existe ningún torbellino el barco también puede no desengancharse. Aquí decide el barco. Es decir, la sociedad europea. Ella tiene que decidir que es lo que conviene más a Europa. Pero si la sociedad decide que lo que le conviene es no ir arrastrados por EEUU, la sociedad tiene que tener la posibilidad llevar esta decisión a la practica. Ahora no existe posibilidad de llevar a la practica semejante decisión. Esto quiere decir que Europa no es soberana.

La alternativa a la Europa actual no soberana, tal y como lo vemos nosotros, puede ser solo una: una Europa soberana. Ningún otro planteamiento no puede unir a la gente con diferentes visiones del futuro de Europa. Y por esto es importante decir: «Escuchen, vamos primero a conquistar juntos nuestro derecho de decidir las distintas posibilidades de nuestro futuro y llevarlas a la practica. Esta es la primera etapa, en la que tenemos que unirnos en la lucha por la soberanía. Porque a todos nosotros, los de derecha, izquierda, del centro nos gustaría tener la posibilidad de poner en practica nuestras visiones muy diferentes de este futuro europeo. Entonces vamos a reconocer en un principio, que este derecho, en calidad de derecho real, hoy por hoy no tenemos. Después vamos a hacer un pacto para luchar por este derecho. Y habiéndolo conseguido una vez por todas, vamos a intentar de convencer a nuestras sociedades de que una u otra visión del rumbo europeo es la que verdaderamente responde a las esperanzas de los pueblos de Europa».

Después surge la cuestión más sensible: puede Europa, incluso si se convierte en otra Europa, ser soberana sin Rusia? Sr. Kohl un día me recibió entre otros representantes de Rusia. En las conversaciones privadas se habló de que la unión de Europa y Rusia, Alemania y Rusia hará innecesaria la presencia militar de los EEUU en el continente europeo. Y que enseguida los americanos se irán. Esto sucedió, si no recuerdo mal, en el 1993. ¿Y que tal? ¿Se fueron los americanos? ¿Se acercó Europa a aquella soberanía, que no es imaginable sin esta solución?

Ahora sobre Ucrania. Yo creo, que varias cuestiones no se encuentran dentro del campo de visión de los europeos. Y no sabemos como devolverlas allí.

Cuestión numero 1. El derrocamiento de Yanukovich se ha realizado con clamantes violaciones de la Constitución. No solo con irregularidades, sino con unas increíbles violaciones. No se había reunido la comisión sobre el impeachment al Presidente, porque no han reunido a la necesaria cantidad de gente para formar esta comisión. No ha intervenido el procurador. No hubo decisión del Tribunal Constitucional. No han dado palabra a Yanukovich. Y, al final, no se han reunido la suficiente cantidad de votos para un impeachment. Es decir, esto no son solo irregularidades del procedimiento, esto es un derrumbamiento de todo el sistema de derecho. Y se han derrumbado todos los partidos políticos. «El Partido de las Regiones», el Partido Comunista — todos se derrumbaron. ¿Quien ha surgido en el horizonte? ¿Quien es esta gente? ¿A qué y a quién representan?

Cuestión numero 2. Cualquier constitución se sostiene en el pacto social. La Constitución ucraniana fue un producto del consenso de Ucrania Occidental, Malorossia, Crimea y Novorossia. Pero todas las reglas del juego fueron cambiadas en un día. ¿Sobre que pacto social podemos hablar ahora?

Cuestión numero 3. Han sido rotos todos los acuerdos internacionales. Los representantes internacionales se ha reunido y han decidido como Yanukovich tiene que entregar sus poderes. El acuerdo fue firmado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y enseguida se ha roto.

Cuestión numero 4. Nadie quiere reconocer la escala de desafíos ideológicos, presentados por Ucrania. Se ha llevado a cabo la heroización oficial de Bandera, así como a Shujévych, Shtepa, Dontsov etc. Esto es la heroización oficial de la ideología nazi, pero en ella los rusos ocupan el lugar, que en la ideología nazi ocupaban los judíos. Por supuesto, los judíos en esta ideología tienen un lugar bastante especifico… «A los rusos detrás del Dnieper, a los judíos al Dnieper!», «Moscales y judíos fuera de Ucrania!» Pero los rusos en la ideología banderista es el enemigo principal, son los no-personas, monstruos, que tienen que estar sometidos a la “violencia creativa”, es decir al genocidio.

Díganme, que país del mundo va a reaccionar tranquilamente a que a su lado, de manera ilegal ha surgido un estado, que habla solo en el lenguaje del genocidio y se arma de ideología basada en el genocidio?

Cuestión numero 5. ¿Se puede resucitar a Bandera, a Shujévych, a la división SS “Galichina” sin resucitar con esto a los colaboracionistas en todas partes? Y ya vemos las marchas de la SS en los países Bálticos y en otros países. ¿Será que esto no conllevará el resurgimiento del nazismo? Primero con ciertas timidas explicaciones (como que no es del todo hitleriano), después sin explicaciones. ¡El proceso es evidente! Es tan evidente, como la revisión de los resultados de la Segunda Guerra Mundial, cuando dicen que los comunistas y Rusia, que han pagado esta guerra con tanta sangre, no son los vencedores, que no hemos sido nosotros los que liberamos los países de Europa del Este, que no eramos nosotros los que han evitado el genocidio del pueblo polaco. Cuando los políticos polacos se tiran a los brazos de la gente, que glorifican la matanza de Volinia, surge fuerte sensación de locura. Rusia ha reaccionado a esta locura extremadamente suave.

Y ahora — sobre la alianza de la izquierda-conservadora, que se está formando. En Rusia esta alianza está formada hace tiempo, yo estoy agradecido a todos los organizadores por el hecho de que podemos aquí tranquilamente hablar sobre esto: en la política contemporánea surgen pocas posibilidades para hablar de la estrategia. Pero ya que se ha creado, yo voy aprovechar la ocasión.

En 1994 en Grecia he tenido la oportunidad de participar en un congreso donde los trotskistas y los fascistas todos estaban juntos. Y todos querían ser amigos en contra del globalismo. ¿De donde salió esta ecléctica? ¿Que es lo que representa? ¿Refuerza las posibilidades de este antiglobalismo, o las disminuye drásticamente? ¿No se podría trazar un paralelo entre este antiglobalismo y las provocaciones, que se realizaban las Brigadas Rojas? Y adonde en realidad se mueve el comunismo europeo y mundial? Subrayo, no el eurocomunismo, sino todo el comunismo mundial, incluyendo el europeo? Yo creo que se mueve a algún lado equivocado. Y no se mueve allí por si solo, a esta dirección “equivocada” lo mueven.

Me explico. El comunismo soviético, digan lo que digan de él, desde el punto de vista de la democracia era muy conservador. Era muy moral: el bien, el mal, la ética, la conciencia estaban puestos en sus fundamentos. Era culturalmente clásico: el realismo socialista se ha convertido en la continuación de clásica cultural. Estaba basado en los valores familiares, era humanista. Entonces hablaban del nuevo humanismo, pero no hablaban del antihumanismo. Y, por fin, con toda su difícil relación con la Iglesia, nunca se separó del todo de las raíces cristianas.

Aquellos los que empezaron a mover el comunismo al lado “equivocado” se han deshecho de los clásicos, del valor de trabajo, de la familia y todo lo demás. A todos los que lo han desechado los juntaron en un montón y les pusieron la etiqueta “la izquierda”. Y a este montón por adelantado lo condenaron a que solo sea un montón y no pueda convertirse en algo, que posea posibilidades estructurales. Como decía Antoine de Saint-Exupéry, que una catedral tiene el sentido superior, que está hecha de ladrillos. Pero no tiene y no puede tener sentido superior un montón de ladrillos.

Así que, ¿se puede dar a esta alianza de hoy de las fuerzas tan diferentes un sentido superior, convirtiendo un montón de ladrillos en una catedral? Para esto hace falta un nuevo aparato conceptual. Porque no se puede comprender la nueva situación, usando el aparato anterior, como de bueno no fuera aquel en su día. El anterior aparato estaba orientado a la oposición “comunismo-capitalismo”.

Pero ahora estamos en una nueva realidad. En esta realidad está teniendo lugar una colosal mutación del capitalismo. Ningún capitalismo clásico ya no existe. No existe ni el imperialismo del que hablaba Lenin, ni ultraimperialismo del que hablaba Kautsky, ni esquizocapitalismo del que hablan ahora. Hay un mutocapitalismo, capitalismo que ha mutado, que ha renunciado a sus características esenciales.

Él ha renunciado a si mismo en nombre del poder mundial. Él ha renunciado a los ideales de la Gran revolución Francesa, a los ideales de las revoluciones burguesas: libertad, igualdad, fraternidad. Él a renunciado a su gran ideal de la Ilustración, ha renunciado a todo.

Para el día de hoy la oposición de Rusia capitalista de Putin y el capitalismo de América es como el intento de oponer el capitalismo clásico al capitalismo mutante. Los Rusos dicen: «Como! Nosotros, nos hemos educado con Balzac, Victor Hugo, nosotros entendemos, que Europa tenia algún ideal de alguna justicia, que los Europeos tenían moral, tenian la clásica, que ellos leían «El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado» de Engels, y que ellos mismos traicionaron sus valores, ellos destruyen la familia?! ¿Que capitalismo es este? ¿Que hacéis con la religión? ¿Donde está el capitalismo cristiano de antaño?» Hoy los conservadores rusos, incluyendo a los religiosos, hablan de que ellos no están de acuerdo con semejante mutación. Por esto una protesta colosal se levantó contra la Justicia Juvenal. Los rusos vieron en ella un atentado contra la familia, precisamente un atentado a la clásica burguesa. Han dicho, que «este numerito aquí no pasará». Y aquí surgió la alianza de gente atea y religiosa, y la Justicia Juvenil fue rechazada. Pero por si solo esto es un síntoma, es una pequeña parte de un gran rechazo.

Los rusos no quieren reconocer el carácter no ético del capitalismo, no quieren renunciar al ascenso del hombre. Un día el poeta soviético Voznesenskiy dijo: «Todo el progreso es reaccionario, si se destruye el hombre». Los rusos niegan la locura del mundo y la injusticia, la destrucción del derecho mundial. Y hoy realmente se está formando una alianza de fuerzas conservadoras-capitalistas, incluyendo las fuerzas eclesiásticas, y aquellos a los que representamos nosotros, «Esencia del Tiempo». Es decir, gente que proponen la renovación del comunismo. Mas que esto. En un acelerado síntesis de la religión ortodoxa y el comunismo ahora insiste, como ya lo dije, la propia Iglesia. Mas precisamente, parte de sus representantes, bastante importantes.

Muchos hablan sobre la teología de liberación, todos miran hacia Cuba, hacia algún nuevo síntesis entre los ideales, subrayo, la cristiandad y en general, subrayo, religiones de ascenso y los ideales comunistas. Pero incluso aquella gente, que se agarra al capitalismo en Rusia, hablan del capitalismo clásico. Es decir, hablan de que el estado burgués es un estado nacional, y dentro de esto hay proyecto con el nombre Modernidad. La negación de los ideales de la modernidad en nombre de la posmodernidad significa la mutación. Esto ya no es el capitalismo, y si decimos la verdad, es el fascismo, que tarde o temprano derribará todos los ideales cristianos, el que siempre ha tendido a las formas radicales de cultos paganos, que sin falta volverá a ellos y que solo quiere una cosa, demostrar y afirmar la fundamental desigualdad de los hombres. Y sin falta se referirá a las formas radicales del gnosticismo, en el cual hay hombres verdaderos (los neumáticos), medio-hombres (los psíquicos) y sub-hombres (los hílicos). Ellos volverán a este esquema, y para gobernar tienen que exterminar a la mayoría de la humanidad. La eliminación de la mayor parte de la humanidad para ellos es posible y deseable, ya que la mayor parte de hombres son sub-hombres.

A estas ideas y planes se opone el espíritu ruso de la sinfonía, de la unidad de la gente. A esto se oponen todos los sueños rusos, los religiosos y laicos. Dirán: «¿Que espíritu ruso después de aquello lo que os han hecho en los últimos 25 años!»

Respondo. Todos, los que creían, que con los rusos está acabado mediante estas torturas que llamaron reformas, con el arrepentimiento que se les ha impuesto, con ayuda de la destalinización, imponiendo el consumismo, no han conseguido su objetivo. Muchos chicas y chicas rusas a los que conozco bien, piensan exactamente igual como pensaban los chicos y chicas de su edad hace 40, 80 o 100 años, hablan el mismo idioma, leen a los mismos clásicos. Y en ellos hay un claro, preciso sentimiento de que a ellos les quieren quitar su a Patria, que Europa no desea aceptar a Rusia toda entera, que quieren destruir Rusia. Esta sensación levanta en los rusos todo aquello, que empezó a crecer durante la invasión de Napoleón o de Hitler.

A finales del siglo ХХ a los rusos no les ganaron, les engañaron. Los rusos creyeron en que el Occidente lleva el bien, en la veracidad de sus ideales. Ahora, cuando ellos entendieron, que estos ideales no tienen absolutamente ninguna relación con la realidad, ellos se avergüenzan de haberles creído. Ha nacido una nueva Rusia.

Putin, gracias a dios, es un político muy cauteloso, el es uno de los políticos mas cautelosos en toda la historia rusa. Nadie quiere ninguna guerra «caliente». Todos quieren paz. Todos actúan con sumo cuidado. Los Americanos provocaban a los rusos para ir a tomar Kiev, los rusos no lo han hecho. Los rusos creen en las fuerzas del pueblo ucraniano, que por si mismo lo arreglará. Los rusos se comportan con extremo cuidado, pero surgen nuevas y nuevas provocaciones. En Ucrania hay listas de indeseables, según estas listas ya se están haciendo limpiezas. Nos informan, que listas similares los ucranianos ya hacen para Moscú, que las unidades terroristas ya están actuando. El lado ucraniano se hace cada vez más radical. Nosotros pedimos: lleguen a un acuerdo con su propio pueblo. Lleguen al acuerdo, como lo hacen en Escocia, en Cataluña, lleguen a un acuerdo de forma humana. Pero en ves de esto, no contra los terroristas (que no existen), sino contra la población pacifica se usa el armamento pesado de destrucción masiva: los «Uragan» y los «Grad». Ellos no disparan a los militares, ellos disparan a la población civil pacifica. En nuestro territorio ya hay dos millones de desplazados de Ucrania y además casi un millón de personas de Ucrania occidental, que odian a Rusia, pero vienen, porque no quieren luchar. Ellos gritaban que estaban dispuestos a luchar justo hasta el momento en el que se despertó el espíritu guerrero ruso.

Dicen, que entre los milicianos hay mucha gente con dudosa «historia crediticia». Es decir, personas, que vinieron para aprovecharse. Esto no es así. Por supuesto, los milicianos no son ángeles. A las filas de las milicias entraron gente muy diferente y con diferente historia. Hace poco yo me encontré con uno de los milicianos así. Y el, con una impresionante sinceridad me dijo: «Yo que, ¿he venido aquí a hacer dinero? Yo vine, para que mi abuelo desde el cielo vea, que yo lucho con el fascismo». Y de todas formas, una de mis profesiones es de director teatral, y se distinguir cuando la gente quiere aparentar y cuando hablan sinceramente.

Repito, la nueva ideología de izquierda conservadora se está formando aquí muy rápidamente. La bandera soviética y los iconos… Los monjes ortodoxos, cantando canciones soviéticas… La síntesis ya empezó a adquirir forma. Hay que ayudar a este proceso acabar. Porque si a esto le molestarán, el “giro ruso” puede resultar ser a ultraderecha y ser ultra conservador. Y esto va a llevar consigo muy serias catástrofes.

«¿Como proteger a Europa de la crisis americana?», Sofía, 25 de abril de 2015

Publicado en el periódico “Esencia del Tiempo” №133 del 24 de junio de 2015 г.

Parte 2

La verdad debe prevalecer

Zahari Zahariev

Bulgaria, miembro del Consejo Nacional

del Partido Socialista, presidente del fondo «Eslavos»

Nuestro encuentro se celebra en vísperas del 70 aniversario de la Gran Victoria. Esta fecha ahora no solo está en el centro de atención de los historiadores, pero también es el centro de atención de toda la comunidad internacional, así como de las élites políticas. ¿Por qué? Porque ahora el mundo está en el proceso de la toma de decisión, en una nueva encrucijada histórica. Se trata de un nuevo plan civilizacional, de profundos cambios geopolíticos. De la decisión que tome ahora la humanidad, estando en esta encrucijada, de la dirección que elija, depende no solo el futuro de la civilización, pero la existencia de toda la humanidad.

¿Por qué? La respuesta es compleja y exige un enfoque integral. Si lo formulamos brevemente, se puede decir que la desintegración de la Unión Soviética, uno de los centros del mundo bipolar, llevó a unipolaridad en el sistema de seguridad. Sin embargo, al igual que una persona no puede estar mucho tiempo en un solo píe, el mundo está arriesgándose de desplomarse a causa de su actual apoyo inestable, la unipolaridad.

Hay esperanzas en este sentido? Yo pienso que las hay, porque precisamente ahora aparece y se empieza un activo proceso de formación del segundo centro geopolítico del mundo contemporáneo. Este proceso renace precisamente en el mismo lugar, de donde procedía el mundo de los acuerdos de Yalta. En Moscú. Hoy se está conformando una nueva comunidad internacional, y sobre todo a base de relaciones entre Rusia y China. Esto nos da esperanzas de que el mundo por fin se podrá apoyar en los dos pies, que la bipolaridad del mundo del siglo XXI se opondrá a la filosofía de la globalización, a las ambiciones imperialistas del estado mas poderoso de la actualidad, los EEUU.

La multipolaridad, en su esencia, es la formula de la irresponsabilidad en la política mundial, porque solo puede haber dos polos. No solo en la naturaleza, en los planos geofísico, biológico, físico, pero también en relación a la geopolítica.

 

Tatjana Zhdanok

Letonia, diputado del Parlamento Europeo

Estimados amigos, os saludo de todo corazón y agradezco a los organizadores búlgaros de este encuentro, el fondo “Eslavos” por aquellos esfuerzos, que nos han permitido a reunirse aquí.

Las palabras mas apreciadas que me fueron dejadas por mi abuelo son: «No hay situaciones sin salida». Probablemente precisamente esto es lo que nos empuja a los políticos a actuar activamente. Y el tiempo ahora nos exige sin cansancio alguno buscar salidas de la situación creada.

Aquel año y medio, que pasaron desde nuestro primer encuentro, se ha confirmado la corrección de los pronósticos, que fueron presentados en la primera Declaración de Sofia. Hagamos un breve repaso de los pasados año y medio. Nos hemos reunido en octubre del 2013, un mes antes del Encuentro de Vilna. Entonces Victor Yanukovich estaba todavía dispuesto a firmar el acuerdo con la Unión Europea de asociación del libre comercio. Después de cambiar su opinión en noviembre del mismo año de posponer la firma del acuerdo, los acontecimientos empezaron a desarrollarse muy rápido. Había aparecido el maidan y todo lo que le ha seguido. La situación tomó, a mi punto de vista, un carácter cardinalmente nuevo. Antes la Unión Europea construía alrededor de Rusia el así llamado “nuevo Muro de Berlín”, que se prolongaba desde el mar Báltico hasta el Mar Negro y después seguía hasta el Mar Caspio. Parte de este muro ya está levantando Yatsenyuk en la frontera de Ucrania con Rusia.

Entonces, en octubre del 2013, el Parlamento Europeo adaptó un carácter un muy especifico de relaciones de Europa y de Rusia: “La interacción crítica”. Pero ahora en vez del nuevo muro de Berlín se construye la linea del frente. Incluso la retorica ha cambiado. En mis manos tengo los materiales de la discusión celebrada el 21 de abril en el Parlamento Europeo, que preparó la fracción mas grande del PPE – el Partido Popular Europeo. El tema era las relaciones de la Unión Europea y Rusia. El titulo de la nota de prensa de las conclusiones del encuentro es corto y duro: «La UE debe decir a Rusia: ¡estamos preparados para ir a la guerra!”. Como se dice, ni quitar ni poner. En la sesión estaban presentes y hablaron políticos que directamente formulan la posición de la política exterior del Parlamento Europeo: el presidente del Comité de Asuntos Exteriores Elmar Brok del partido de Ángela Merkel y su vice – el diputado polaco Yatsek Sariush-Volskiy. En el transcurso de los recientes debates en el Parlamento Europeo Sariush-Volskiy de facto ha puesto un ultimátum a la élite europea, en relación con la tragedia en el Mar Mediterráneo, cuando murieron 900 personas en un barco que zarpó desde la costa de Libia. Entonces en este encuentro extraordinario de la UE se ha propuesto, que todos los países de la UE y no solo Italia, Malta y Grecia se repartan el problema de los refugiados. Entonces, el ultimátum de Sariush-Volskiy sonaba así: no vamos a colaborar en la resolución de este problema, si no cumplen nuestras exigencias, referentes al este, es decir, si no adaptan una posición dura al respecto de Rusia.

Especialmente peligroso es que estos histéricos, que se han atrevido a decir la palabra “guerra”, además “guerra caliente” y no la “guerra fría, están dispuestos a abrir un segundo frente. No solo el frente en Ucrania, pero también el frente en los países del Báltico. En aquel encuentro del 21 de abril intervino otro representante del Partido Popular, Gabrielius Landsbergis, el nieto del famoso Vytautas Landsbergis. El Comité de Asuntos Exteriores le ha encargado preparar la resolución sobre relaciones de la Unión Europea y Rusia. Este texto ya está disponible, y es tan terrible, que dicen que incluso Elmar Brok ha dicho a Gabrielius que el texto había que rehacerlo, que en esta redacción no van a aprobarlo. En el texto del joven Landsbergis se afirma nada menos que Rusia después de Ucrania tiene intención de atacar a los países Bálticos, primero haciendo una provocación en su frontera. Y, como que ya desde la primavera se observa cierta actividad en las fronteras.

A nuestra república, en particular a nuestro partido «La unión rusa de Letonia», han empezado a venir montones de periodistas. Preguntan si tenemos intención de proclamar en Latgalia la creación de república, como las República Popular de Donetsk y de Lugansk. Preguntas análogas hacen sobre el noreste de Estonia. El ultimo encuentro de este tipo yo tuve con un reportero representante de “New York Times” Endriu Higginston. Todas las preguntas que me hizo a mi y a mis colegas en Riga se referían a solo una cosa: si es verdad que se prepara la proclamación de la República de Latgalia. El se refería e incluso me mostraba las pantallas impresas de la cierta web. Yo le dije, que esto es una evidente provocación, que webs como esta se puede hacer cualquier cantidad.

Es evidente, que están calentando la situación intencionadamente. ¿Qué podemos oponer a este tipo de acciones? ¿Donde podemos buscar los puntos de resistencia? Para esto nos tenemos que dirigir a las votaciones del Parlamento Europeo de las resoluciones antirusas y de las resoluciones sobre Ucrania. Contra ellas votan los dos extremos: la fracción de la izquierda en un extremo de la sala y por el otro extremo la extrema derecha. Mas algunos diputados del centro. Esta alianza, que se forma por si misma se ve de forma bastante rara y contranatural. Es mas, esto «molesta» a la izquierda. Y con cada oportunidad se quejan de que su posición coincide con la posición de la extrema derecha. Seria interesante discutir hoy en día, si esta coincidencia de posiciones es táctica o tiene algún contexto estratégico.

Mientras tanto hablaré del centro. O, para ser mas exacta, sobre el centro izquierda, que representan los tres políticos aquí presentes. A parte de mí esta Ana Miranda Paz e Inaki Irazabalbeitia. Nuestros partidos entran al partido europeo que se llama “Alianza Libe Europea”. También la llaman el partido de los regionalistas y minorías nacionales. El partido se distancia intencionadamente de los nacionalistas de derecha. Esta posición está fijada en su plataforma política y en todas las resoluciones de congresos de la Alianza. Nosotros hemos propuesto algo nuevo, una nueva combinación, exactamente – el nacionalismo de la izquierda. Aun que los políticos del lado de la derecha, el mismo Van Rompuy, que durante cinco años lideraba el consejo de Europa, nos decía, que el nacionalismo no puede ser de izquierda. Pero yo he visto con mis propios ojos como nuestro principio funciona en el País Vasco. Esta región de España, no de las mejores por sus condiciones climáticas, ahora está por delante en todos los índices económicos. En la base de su política y las acciones de su gobierno regional y sus órganos del poder locales está precisamente la idea de la combinación de un patriotismo moderado y si queréis nacionalismo con la idea de la justicia social. De esta idea salieron muchos proyectos, entre ellos la famosa cooperativa «Mondragon».

Entonces, nosotros tres representamos aquí a una estructura política especifica. La semana pasada en Bautzen, la ciudad al este de Alemania, donde viven los serbios de luzhitsk se ha celebrado un Congreso de la Alianza Libre Europea. A ALE entra mas de 40 partidos, pero por desgracia en el parlamento europeo solo está representado con 7 diputados. A las minorías conseguir estar representadas a nivel del Parlamento Europeo es muy difícil. Los partidos mas grandes de la Alianza son el Partido Nacional Escoces y el partido de izquierda de Catalunia «Esquerra Republicana», que inician en sus regiones referéndums de independencia. Aun que el referéndum de Catalunia no está reconocido por Madrid, y en el referéndum de Escocia la independencia ha recibido menos de la mitad de los votos (Londres estaba dispuesto a reconocer los resultados del referéndum, pero también hizo todo para que este referéndum no salga a favor de la independencia), ahora estas regiones siguen con su lucha. Y aquí está el resultado: a pesar de su derrota en el referéndum de Escocia, el partido experimentó una ola enorme de adhesiones al partido nacionalista escoces, y su militancia ha subido 10 (!) veces. Ahora, una semana antes de las elecciones en Gran Bretaña, este partido, juzgando por las encuestas, tiene que obtener casi todos los 58 escaños, previstos en la Cámara de los Comunes en Westminster de Escocia. Y los catalanes tienen la intención de seguir su camino consecuentemente y en las elecciones regionales de septiembre esperan una subida en cuestiones de independencia.

Ayer en el avión he leído un articulo de «New York Times», el autor del cual está muy preocupado por la situación en Escocia. «New York Times» esta horrorizado, porque el partido nacional escoces estará muy bien representado en Westminster, haciendo competencia a los laboristas y conservadores. Y el «New York Times» también, lo que es interesante, piensa que el partido nacionalista escoces es mucho mas de izquierda que los laboristas.

Así que, hay estos partidos y estas fuerzas en Europa. De ellas mas concretamente hablarán Ana y Iñaki. Y yo por mi parte considero, que hay que seguir la búsqueda precisamente en esta dirección, desechando algunas imposiciones políticas no características de la izquierda. Aquí fácilmente se puede trazar una frontera. Como el punto de partida aquí puede servir la formula de la introducción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos». Si esta formula está presente en el programa de uno u otro partido, entonces, nosotros con este partido vamos por el mismo camino. Para la comparación introduzco una formula absolutamente distinta. Después de los conocidos acontecimientos de enero en París uno de los ideólogos del Frente Nacional, el diputado del Euro parlamento Aymeric Chauprade, en su entrevista a la televisión rusa (admito que en Francia es más cuidadoso en sus expresiones) dijo lo siguiente: «Los musulmanes tienen que o asimilarse o abandonar Francia». Por supuesto, con los políticos que expresan esta posición no podemos estar en una alianza estratégica. Aun que a veces sucede, que algunas resoluciones votamos igual.

Acabando, yo quiero volver a aquello, por lo que empezó Zakhari Zakhariev, al 70 aniversario de la Victoria. En los países de la Unión Europea cobran cada vez mayor fuerza los intentos de reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial con el propósito de rebajar el rol de la URSS en la derrota de Alemania nazi. Y, quizás, hoy la señal mas fuerte antirusa proviene de Polonia. Las declaraciones recientes ofensivas y escandalosas de los representantes oficiales de Polonia con dolor resuenan en mi corazón. Nuestro archivo familiar guarda cartas de mi tío, caído en Polonia poco antes del Día de la Victoria. No conocemos el lugar exacto donde murió. Por esto, cuando nosotros enterrábamos en Riga a su madre, en la placa de su tumba junto a su nombre hemos escrito el nombre de su hijo y estas palabras: caído en Polonia en abril de 1945. Y ya solo por esto para mi es abominable aquello, lo que hoy está haciendo el mainstream político polaco, y a Sariush-Volskiy yo percibo como a mi personal enemigo político. Yo entré en una confrontación dura con el todavía en el 2007, durante las discusiones sobre los acontecimientos en Estonia, relacionados con el cambio del lugar del monumento del “Soldado de bronce”; entonces él dirigía el comité de asuntos exteriores. Pero hoy yo estoy contenta, porque entre otros en nuestro encuentro hay un representante de Polonia, que tiene totalmente otra postura. La verdad debe prevalecer.

Giulietto Chiesa

 

Italia,

diputado del Parlamento Europeo 2004–2009,

grupo Socialistas y demócratas;

presidente de asociación «Alternativa»

Para todos nosotros está claro, que ahora nos encontramos en la situación mas peligrosa en todo el periodo de posguerra. Hasta el 2014 no pasaba nada parecido. A mi punto de vista, la Tercera guerra mundial es una perspectiva real. Por desgracia, no muchos piensan en esto, y la opinión publica no está para nada preparada para plantearse en serio la amenaza de una nueva guerra. Pero incluso el Papa hace dos años, cuando bombardeaban Damasco dijo abiertamente: vamos hacia la Tercera guerra mundial. Yo pienso, que tiene razón.

Está claro que esto es el resultado de la caída de la Unión Soviética y la conversión del mundo del bipolar a unipolar. Pero esto es solo una de las causas. Ahora está pasando algo mas serio.

Cuando empezaron los acontecimientos en Maidan, enseguida me surgió una pregunta: ¿por qué ellos tienen prisa? Ellos son los Estados Unidos de América. Todo estaba organizado, minuciosamente y sistemáticamente preparado, se financiaba por la embajada de EEUU en Kiev con el apoyo del Departamento de Estado de EEUU. ¿Por qué tenían tanta prisa? Porque Ucrania en realidad ya era una colonia americana. Los servicios secretos de Ucrania estaban ya en manos de EEUU, el ejercito y sus altos mandos también. Prácticamente ellos controlaban la situación. ¿Por qué tenían prisa entonces? Podrían haber esperado un año o año y medio, apartar a Yanukovich, nombrar a un nuevo presidente. Para que realizaron un golpe de estado nazi en el centro de Ucrania, en el centro de Europa? Repito, no un cualquier golpe de estado, sino un golpe de estado nazi.

Esto no era casualidad. Y ahora ya es evidente para que se hizo todo esto. Las repúblicas Bálticas, Polonia respondieron sin tardar. Se ha creado una cadena: tres repúblicas Bálticas, Polonia y Ucrania. ¡Una gran operación! Dividir a Europa con dos lineas, romper a Europa y, por supuesto dar el golpe a Rusia. ¿Pero otra vez, por qué tanta prisa? Todo esto ellos podrían hacer tranquilamente, en un año y medio-dos.

Yo estoy convencido, que esto se hacia en vista al peligro de la crisis mundial. No de la crisis europea, la crisis mundial. Los centros del mando estratégico de EEUU entienden perfectamente la situación: o ahora América conquista el mundo, o será tarde.

Nosotros tenemos que entender, que Rusia es la única fuerza hoy en día capaz de pararles. Sus amigos en Europa ya les escriben: «¡Estamos listos para ir a la guerra!»

En general en Europa, por cierto, estamos observando un panorama alentador. Si miramos a Europa en su totalidad la imagen está clara: Prácticamente en toda Europa se está llevando a cabo una revolución política.

Esto empezó con las elecciones en Italia en el 2013, con el «Movimiento 5 Estrellas». En Italia apareció un partido, que no existía, y ha recibido en las elecciones un 25% de los votos.

Después en Grecia apareció «SYRIZA». En el país gana una coalición de izquierda, que llegó al poder por vía de las elecciones.

En Gran Bretaña también aparece un partido, que antes no existía «UKIP», y no va muy por detrás de los laboristas y conservadores.

En España, otra vez, un nuevo partido «PODEMOS». Al día de hoy ha obtenido la mayoría de los votos, por las encuestas alrededor de un 30%.

Yo pienso, que por primera vez en Europa como la conocemos inicialmente, ha caído el pacto entre los votantes y la élite gobernante. Hace 30 años las élites decían: voten por nosotros, y nosotros os garantizaremos muy buen nivel de vida. Y lo garantizaban. Y ahora de repente pasa aquello, que las élites no son capaces de dar todo aquello que prometieron. Y millones de personas en Europa buscan a quien creer y en quien confiar.

El elemento clave para el día de hoy es la salida de la OTAN. Curioso, que en Grecia, en el programa de «SYRIZA» hay un punto sobre la salida de la OTAN. «PODEMOS» en España planteaban la cuestión del referéndum. UKIP en Gran Bretaña también.

Yo creo que si en Italia empezaremos esta lucha, podemos ser los primeros. Podemos todos juntos reunir varios millones de firmas, y el aspecto de Europa empezará a cambiar.

 

Krasimir Premyanov

Bulgaria,

miembro del Consejo Nacional del partido Socialista,

líder de la Unión de las comunidades Tracianas

Primero, lo que yo considero especialmente importante, es que hoy surge una nueva generación, cuyos valores en gran medida conforman figuras semejantes a Soros. Los jóvenes, que viven en Ucrania y en Bulgaria, prácticamente están privados de valores, raíces de los cuales están en la historia del su país. Nosotros no tenemos posibilidad, no hay fuerzas, no hay contactos, que nos permiten consolidarse y oponerse a estas tendencias. Trabajamos en condiciones del bloqueo informativo. Gran parte de la población no tiene acceso a la información objetiva. En esencia, todos los países europeos ahora cumplen ordenes del “Comité de Washington”. Mayoría de los ciudadanos del país no sabe lo que sucede en realidad.

En la Unión Europea la formación de grupos políticos de facto priva a los partidos locales de su soberanía. Ya es tiempo de plantear la necesidad de mantener la soberanía de cada partido por separado. Los partidos no tienen que cumplir las decisiones de las entidades colectivas que se les imponen, que se han creado en el Parlamento Europeo, en las estructuras europeas. Nosotros tenemos que reforzar vínculos horizontales, vínculos directos entre partidos políticos separados.

Hoy hace falta un dialogo entre los partidos de diferentes países con el objetivo de definir posiciones colectivas sobre las principales cuestiones que nos preocupan. Esto es un problema complejo. Miren lo que hacen en este tiempo EEUU. El embajador de EEUU declaró: 700 millones de euros se han puesto en disposición para el desarrollo de la “Fuerza blanda” (Soft Power), es decir Organizaciones sin animo de lucro (NPO). ¡700 millones para una pequeña Bulgaria!¿Que es lo que se les opone? Partidos con recursos financieros limitados, que no tienen fuerzas para crear palancas de oposición a esta fuerte presión. Pero la presión y las amenazas van a seguir creciendo, si los partidos que no están de acuerdo con la política de Washington en adelante van a actuar por separado.

Andrey Safonov

Transnistria,

candidato en presidenciales de 2011

Hasta 2013, antes de que fue realizado el golpe de estado en Ucrania, Transnistria era en si un punto, que tras su espalda tenia una retaguardia bastante amistosa, representada por Ucrania. Así era y en 1992, cuando incluso la gente que tenia opinión negativa de la Unión Soviética, de Moscú tomaban parte activa en la defensa de la República Moldava de Transnistria. Pero bajo la influencia de EEUU llegaron cambios.

Por supuesto, los americanos intentaron coger a Transnistria en un anillo. En esta estrategia la mayor importancia se daba a la presión a Transnistria desde Oeste. Por los partidos políticos de Moldova, sobre todo los de derechas con el apoyo de Bucarest. Y desde el Este por aquella parte de las fuerzas políticas ucranianas que está mas activamente orientada precisamente a Estados Unidos. Además, después del cambio del poder a finales de 2011 en la república, en gran medida aumentó la influencia del Occidente en Transnistria.

Sin duda, nos intentarán asfixiar desde fuera, o cambiar la correlación de fuerzas dentro de propia Transnistria, trabajando en varias direcciones. ¿Cuales? Primero. Una linea de trabajo actúa para romper la unidad que existía, y todavía existe por inercia, en Transnistria entre tres grandes comunidades nacionales: rusa, moldava y ucraniana. Segundo: en Internet se forman grupos, cuyos miembros están concentrados en el trabajo con la población ucraniana. Ellos promueven activamente una linea antirusa, para presentar a Rusia como a un agresor, diciendo que agrede a Ucrania. Los ucranianos de Transnistria normalmente no apoyan este punto de versta, y aun así, el trabajo para partir la unidad desde dentro se lleva a cabo el ultimo año de forma muy activa. La siguiente acción es el aterrizaje de los predicadores-banderistas protestantes contra los ortodoxos. Cerca del edificio de la Administración salieron 50–70 predicadores, empezaron a distribuir su literatura, convencer a la gente convertirse a su religión. Sus lobbistas al mismo tiempo empezaron la propaganda en las redes sociales. Todo sucede exactamente igual que en otros países.

De manera muy fuerte nos afecta también la renuncia de facto a la política de estado social, que ayudaba a conservar a Transnistria, y el paso desde julio de 2014 al modelo clásico de “terapia de choque”.

La iniciativa del trabajo con Transnistria pasó de los europeos a los americanos, además como sus encargados actúan los ingleses.

Por supuesto, el aumento de presión hacia nosotros no es un episodio separado, aislado de la situación general europea. Esta es la linea principal americana bastante clara para la conversión de todo el perímetro de la parte europea de las fronteras de Rusia en un continuo arco de inestabilidad, en una linea del frente.

Los mayores esfuerzos tienen que estar dirigidos a la liquidación de la atmósfera que amenaza con la guerra. Y para nada sirve la demostración de mayor flexibilidad a las exigencias de los círculos radicales de Estados Unidos. Cuanto mas cedemos, mas aumenta la presión. Salvar la situación solo puede el aumento de la independencia europea y la alianza político-militar de Rusia y China.

Lo que se refiere a nuestro pequeñísimo estado, solo nos queda frustrar las esperanzas de nuestros enemigos, seguir vivos y a medida de lo posible ayudar a todos los demás, quienes están descontentos con el estado de la situación de hoy.

 

Bogdan Tsirdya

Moldova,

diputado del parlamento,

fracción del partido de socialistas

Con la destrucción del mundo bipolar no solo se ha perdido el sistema socialista y el socialismo como idea. Se derrumbó el concepto. Vemos la crisis del liberalismo. Prácticamente se derrumba el monetarismo. Presenciamos no solo la destrucción de los acuerdos de Potsdam-Yalta, sino de todo el sistema de derecho internacional. No hay que ir lejos: Libia, Afghanistan, Irak etc., son confirmaciones de esto. Si queréis, nosotros vemos la destrucción del modelo económico capitalista como tal. Es decir, nos encontramos en una nueva vuelta de espiral del caos, prácticamente en la puerta de enormes cambios, de los que aquí ya habló Sr. Chiesa, Sr. Kurginyan y otros.

Si tomamos de referencia la teoría de Huntington de que el mundo está compuesto por 8 civilizaciones, entonces el modelo de la civilización occidental prácticamente ha perdido su esencia. El fundamento básico y de valores de esta civilización es el cristianismo. Pero ¿donde vemos nosotros el cristianismo en la Unión Europea hoy en día? Prácticamente existe la renuncia a los valores tradicionales cristianos. Hay degradación del rol de la familia por el aumento de divorcios. Aquí hay tanto la legalización de los matrimonios homosexuales, como la justicia juvenil, la renuncia a los términos “padre” y “madre”, las discusiones sobre la eutanasia, incluso infantil. Entiende, para las personas de nuestra mentalidad, digamos mentalidad oriental, todo esto se ve como la completa degradación. Yo ya no hablo de la existencia de partidos de homosexuales en algunos países nórdicos de Europa. Una cosa está clara: los valores cristianos en Europa sufren una grave crisis.

El mismo Huntington habla del otro criterio de la civilización occidental — del estado de derecho y la democracia. Aquí ya se habló, en particular en la intervención del representante de Galicia, de que en Europa estamos observando el crecimiento de las tendencias oligárquicas totalitarias. Yo ya no hablo de incidentes, como la aparición de las cárceles secretas.

Suceden también cosas mas terribles. En particular la legalización en una u otra forma del fascismo y nazismo y la realización de experimentos en los países Bálticos y en Ucrania. En Moldova también hay elementos de semejantes experimentos. ¿Para que son? Por lo visto se lleva a cabo la preparación para una gran guerra, y se hace la legalización de todas estas tecnicas para movilizar y involucrar en la guerra mayor numero de personas.

Huntington también habla de la economía como la base del modelo de la civilización occidental. Yo no se si aquí hay economía de mercado o no, mejor pregunten sobre esto a los búlgaros, a los que obligaron a renunciar a «South Stream», y otros proyectos energéticos, que prometían al país cientos de millones de euros en beneficios. ¿Por qué a Hungría le han prohibido cerrar contratos lucrativos con «Gazprom»? ¿Por qué se toman directivas económicas, que en realidad destruyen la economía de los países Bálticos, Grecia, Rumania? Dicen que es el estado de bienestar. Pero por qué ni uno de los estados, que se han unido a la Unión Europea después del 2003 son prósperos? Prácticamente lo que sucede es la renuncia a la economía de mercado. Las herramientas de mercado funcionan en beneficio de dos o tres jugadores, en beneficio de la «troika», de la que aquí ya hablaron mis colegas.

Cuando en los años 50 se habían puesto las bases de la UE, los padres-fundadores insistían en la igualdad de todos los miembros de la UE. ¿Y qué es lo que vemos ahora?

Los padres-fundadores hablaban de ayuda mutua, de que cualquier estado UE podrá contar con la ayuda de los vecinos. No existe ninguna solidaridad en realidad.

Los padres-fundadores hablaban de una unión, basada en la nueva unión de los pueblos. ¿Y que es lo que vemos? Vemos un sistema súper centralizado.

Hablaban cobre la Unión Europea como una estructura pacifista, creada para no permitir mas guerras. Pero después vimos como la UE y sus estados miembros participaban en las operaciones militares en todas partes, donde era posible: en Afghanistan, Libia, sin hablar ya de Irak. Y hoy la UE prácticamente de forma abierta apoya la guerra en Donbass.

Y lo mas gracioso es que los padres fundadores hablaban de la UE como un actor geopolítico soberano, sujeto del derecho internacional. ¿Pero que es lo que vemos en este momento? Una dependencia directa de los Estados Unidos. Hoy la Unión Europea cumple directivas de Washington, rígidamente vota según ordena Washington, se comporta como la marioneta de Washington y ya renuncia a su autonomía, llevando las negociaciones sobre el tratado Transatlántico. Todos comprenden, que esto significa la desaparición de la UE, la conversión de la UE en un apéndice económico de los Estados Unidos. Aun que yo pienso que no tanto económico, como en un apéndice militar. Que se hace esto de nuevo para la preparación de una gran guerra. Una gran confrontación, digámoslo así, o con China, o con Rusia. Viendo que China es mas fuerte económicamente, decidieron probar con Rusia, acabar con Rusia.

Hablaban de la Unión Europea como de un modelo especifico del desarrollo económico, que tenían que haber criterios claros para integrar a nuevos miembros, que todos tenían que cumplir unas normas. ¿Pero que criterios realmente cumplía Rumania? ¿Cumplía Rumania al menos uno de los criterios de Copenhague de entrada a la UE? No. ¿Y Bulgaria? ¿Y Croacia?

¿Como se gastan los presupuestos? ¿En qué se emplea el dinero? Comparen las partidas de los gastos sociales y de los gastos militares de los estados miembros de la UE y entenderéis, adonde va el dinero.

La UE, como la construcción que pensaron los padres-fundadores, hoy en día ya no existe. La Unión Europea como el modelo de la civilización occidental también ha desaparecido.

¿Qué hay que hacer?

Desde nuestro punto de vista, es necesario hacer varias cosas sencillas.

Primero: volver a la cristiandad. A nivel practico, en particular a través de su enseñanza en los colegios.

Segundo: estaría bien volver a aquellos valores básicos, que habían pensado los padres-fundadores de la UE.

Tercero: para evitar una gran guerra, a la que se mueve Europa, hace falta la creación de zona de libre comercio entre la Unión Aduanera y la Unión Europea.

Cuarto: estaría bien si la mayoría de los miembros de la UE renunciara a su participación en la OTAN.

El punto cinco es que nosotros creemos que seria normal, si los estados miembros de la UE fueran miembros de la Unión Aduanera. O aun mejor: considerando la amenaza de una gran guerra hace falta que los estados miembros planteen su salida de la UE y que miren la posibilidad de unirse a la Unión Aduanera, como una posibilidad del cambio de balance de fuerzas para evitar la guerra. También hay que renunciar al igualamiento del nazismo y el comunismo, de las prohibiciones de partidos comunistas. Europa abre el camino al fascismo. Y el fascismo y el nazismo son fenómenos de guerra. Si en alguna parte prohíben el comunismo, entonces, al poder llegan los nazis o fascistas, y entonces al mundo le amenaza una guerra.

Si hoy analizamos seriamente lo que sucede, entenderemos que se puede evitar la escalada de esta crisis. La crisis de valores, la crisis de ideologías, la crisis del derecho internacional. La Historia no tiene tiempo condicional. Pero a través de acciones colectivas como esta, a través del dialogo, actividad propia, nosotros podemos cambiar la orden del día en Europa. Y en el mundo también.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on VKEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Website

Trece − Once =