Sobre el comunismo. Parte 1

El comunismo no está en el pasado, sino en el futuro. Su alternativa es la desaparición de la humanidad o una dictadura total de una crueldad insospechada.

Columna de Redactor-jefe

Sergey Kurginyan, 5 de febrero de 2015.

Publicado en el №113 del 4 de febrero de 2015.

Periódico “Esencia del Tiempo”.

En este artículo especial vamos a hablar sobre el comunismo como algo, que prácticamente no tiene alternativas. Como algo que pertenece al futuro y no al pasado. No como algo loco, sino algo óptimo. La clave de todo esto tiene relación con la así llamada ley del devorado mutuo.

El mundo de la naturaleza es cruel. Está regulado de forma decisiva precisamente por esta ley. Pero el ser humano se convirtió en tal cuando se opuso a sí mismo al mundo de la naturaleza salvaje, no es así? Por desgracia, esta oposición no se cancela, y no podía cancelar la subordinación a la ley del devorado mutuo.

Pero los animales se devoraban unos a otros con la ayuda de herramientas como dientes, garras etc., es decir, en los animales los medios del devorado mutuo no cambiaban prácticamente de una generación a otra. Pero el ser humano hace 10 mil años como herramienta de devorado mutuo tenía un palo, hace 5 mil años lanzas, espadas, carros, hace 500 años armas de fuego, cien años atrás – tanques y aviones, hace setenta años – armas nucleares. ¿Esto no son precisamente dientes y garras, verdad?

Será que alguien no tiene claro, que con este tipo de posibilidades de crecimiento incontrolables del devorando mutuo, el hombre puede no destruir a la humanidad y a la vida en el planeta Tierra sólo con el radical abandono de la ley del devorado mutuo? Sólo construyendo una sociedad radicalmente diferente de la sociedad que tenemos ahora?

¿Qué clase de sociedad construida por el hombre, en la mayor medida se rige por la ley del devorado mutuo? Por supuesto, el capitalismo.

 

Precisamente él capitalismo combina en si el crecimiento continuo (sí, si, el crecimiento!) de la subordinación del hombre a esta ley con el rápido crecimiento de las herramientas del devorado mutuo (de los mosquetes hasta la ametralladora, desde ametralladoras hasta las armas nucleares, y así sucesivamente).

 

Que el capitalismo es mucho más rápido que cualquier otro sistema en desarrollar las así denominadas fuerzas productivas, que son en realidad las herramientas del devorado, es absolutamente claro.

Pero no es igual de evidente también aquello, que el en mayor medida somete al ser humano y a la sociedad a esta ley del devorado? ¿Que es la guerra de todos contra todos, que afirmaba Gobbs, como no el principio que rige el funcionamiento de un sistema capitalista? Si, Gobbs afirma que el devorado mutuo puede ser introducido en ciertos marcos con la ayuda del leviafan que se llama Estado. Pero, primero, otros partidarios de capitalismo pedían minimizar de la regulación estatal, reducir el rol de Estado hasta un papel del “guardia nocturno”. ¿Que Leviatan puede haber entonces? Y lo segundo, imagínese el crecimiento de este Leviatan, cuya función es contener el devorado mutuo en condiciones de un vertiginoso desarrollo de herramientas para el devorado.

En algún no tan lejano año 2030 los nuevos descubrimientos científicos permitirán a los pequeños grupos de personas que odian a toda la raza humana obtener ya no el plastid o TNT para las explosiones, que se llevan las vidas de miles de personas, sino algo cientos, miles de veces más eficaz. Y capaz de hacer un daño irreparable a la humanidad. ¿Como el Leviatan del Estado tiene que neutralizar las acciones de estos grupos? Solo con la ayuda de un control total sobre cada uno de los representantes de la especie humana. ¿Como tiene que ser este control? Por definición tiene que ser el control de la conciencia de los humanos.

De esta manera, el nuevo Leviatan se impondrá sobre la humanidad, que se llamará «psyсocontrol society». Ya muchos hablan sobre la necesidad de un Estado así, que presupone la introducción al cerebro todo tipo de dispositivos, que mandan señales de todo tipo a los órganos correspondientes sobre la presencia en alguien intenciones destructivas. Está totalmente claro que los terroristas que odian al hombre y el semejante Leviatan, que organiza el control psicológico total, no solo trabajarán el uno contra el otro, pero también juntos contra cualquier resto de la humanismo.

¿Y que vais a hacer con esto? El desarrollo de los medios de producción,ellos también los medios del devorado mutuo, no podréis parar sin importantes catástrofes nucleares. Y ellas tampoco podrán parar este desarrollo por mucho tiempo. Y entonces todo lo que Uds. pueden hacer para salvar a la humanidad, subrayo, su inmediata salvación de los inevitables y monstruosas desgracias, es la construcción de una sociedad que de forma radical será distinta de esta sociedad del devorado mutuo, que ha tenido lugar a lo largo de toda la historia humana.

Esta sociedad se llama comunista. Además los teóricos del comunismo: Marx, Lenin y Stalin— insistían en que para la construcción de una sociedad así no hace falta parar el crecimiento de los medios de producción. Que este crecimiento hay que aumentarlo.

Dos principios: la cancelación de la sociedad con la ley del devorado mutuo y la construcción de otra sociedad, que se distingue de forma radical de todo aquello que la humanidad ha conocido y además la aceleración del desarrollo de los medios de producción como la condición para la construcción de la nueva sociedad. Esto es el marxismo. Y también el marxismo-leninismo.

Esto es el comunismo. Por esto, si en esta nueva sociedad no reinará la ley del devorado mutuo el hombre empezará desarrollarse mucho más rápido. Dejará de ser individuo fraccionado, esclavizado por la separación de trabajo. Y no solo su conciencia, toda su psíquica se hará integral. Porque fracciona la psíquica y la conciencia del ser humano, hace que no sea integra esta ley del devorado mutuo.

Marx, Lenin, Stalin (¡como en nuestra sociedad gusta de sustituir la unidad de posiciones de estos pensadores por alguna conspirologia!) creían firmemente en la posibilidad de la construcción de la sociedad en la que el desarrollo de fuerzas productivas se realizará aun más rápido que en el capitalismo, y la ley del devorado mutuo será sustituido por la ley de amor mutuo.

Dicen: «Todo esto es utopía que contradice a la propia naturaleza humana. ¡Otra cosa es el capitalismo! El es acorde a la naturaleza humana, además de forma muy profunda!» ¿A qué naturaleza? A la naturaleza del animal bípedo, armado con la inteligencia y el armamento nuclear? Y para qué queremos un el régimen social acorde a esta naturaleza? ¿Para infaliblemente destruir la humanidad?

Dicen que en el capitalismo el consumo está organizado de la mejor manera. Que en el marco del capitalismo se puede proporcionar el mayor confort a la mayor cantidad de los miembros de la sociedad. Vamos a garantizar el consumo y el confort a cuenta del devorado mutuo, es decir, ¿avanzar directamente hacia la guerra nuclear como apoteosis de este devorado? ¿Y quién necesita este consumo, confort etc. si es un breve prólogo a la inevitable destrucción de la humanidad? ¿Y de verdad, tan necesarios son?

Y lo más importante, Ud. quiere ser un animal bípedo inteligente, continuamente preocupado por el devorar al prójimo? Ah, si… se me olvida. Del devorado de los prójimos se ocuparán vuestros amos capitalistas, Uds. no van a hacerlo… No entiendo… Uds. si van a trabajar para sus amos, y no va a ocuparse del devorado del prójimo? ¡Por supuesto que lo hará! En el mejor de los casos le devorarán a Ud. E incluso si Ud. se va al pueblo y empezará garantizar su subsistencia junto a su familia por medio de economía natural, esto no cambia nada. De Uds. muy pronto se ocupan los devoradores locales, y muy pronto les alcanzará la guerra nuclear.

Así que el comunismo no está en el pasado, sino en el futuro. Sus alternativa es la destrucción y la muerte de la humanidad o una total dictadura de una crueldad desconocida hasta ahora. Qué es lo mismo que la destrucción de la humanidad. Así que alternativas positivas al comunismo la humanidad simplemente no tiene.

 

Nos vemos en la URSS!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on VKEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Website

quince + 7 =